No hay peor dolor para un padre que enfrentarse a la pérdida de un hijo, lamentablemente a veces el destino los sorprende con la noticia más trágica que pueden recibir en su vida.

Eso fue lo que le ocurrió al padre de Jayden Beckett, de 21 meses, quien murió trágicamente al caerse desde la ventana de un baño en el primer piso de la vivienda, mientras intentaba escaparse de su madre que le decía que era la hora de dormir.

Este hombre vio cómo su pequeño descendía desde la ventana mientras se encontraba en el exterior de la casa, fue desgarrador.

Le será muy difícil recuperarse de una experiencia tan trágica donde la impotencia y el dolor se apoderaron de él viendo cómo perdía a su tesoro más preciado por un accidente que ya no podía evitar.

Jay y Stephanie, los padres del pequeño están devastados tras la muerte de su pequeño que de forma inesperada y trágica ocurrió en su propia casa y bajo su cuidado. Ahora quieren compartir su experiencia para advertir a otros padres acerca del peligro al que están expuestos los niños pequeños que no conocen las dimensiones de los riesgos.

El hecho ocurrió en Early, cerca de Reading, el pasado mes de abril, el niño sufrió lesiones cerebrales irreversibles, logró sobrevivir mientras permaneció conectado en a un soporte vital en un centro hospitalario.

Pero después de una batalla muy dura y los peores pronósticos, fue desconectado.
Los médicos forenses determinaron que el fallecimiento del pequeño se trataba de un accidente, que podría sucederle a cualquier familia.

Peter Bedford, médico forense encargado de las investigaciones del caso, declaró que se trató de un accidente.

Stephanie, madre del pequeño fallecido, declaró que: “Nos fuimos a la cama, pero Jayden salió corriendo por unos minutos. Pensé que había ido a ver a mi hermana que vive con nosotros, porque lo hace con frecuencia, para posponer la hora de acostarse”.

“Me quedé tranquila, supuse que regresaría solo o que ella lo traería de vuelta. Hasta que escuché a Jay gritar porque Jayden se había caído por la ventana”, relató ella.
Se presume que el niño se subió al asiento del inodoro y después a un alféizar de la ventana antes de caer.

La ventana estaba abierta porque habían tenido una tarde calurosa y no tenía alguna protección para niños.

Daily Mail

El papá de Jayden comentó que: “Lo vi golpear el piso con su cabeza, grité para llamar a Stephanie y lo lleve rápido al auto para trasladarlo al hospital”, relató.
Trasladaron al pequeño al Hospital Royal Berkshire, pero durante el trayecto dejó de respirar.

“Lo sostuve en el asiento delantero del auto, estaba conversando con los paramédicos de la ambulancia mientras íbamos al hospital y nos ordenaron que nos detuviéramos. Le apliqué a Jayden técnicas de reanimación cardio pulmonar mientras llegaba la ambulancia”, contó Stephanie.

El pequeño tenía una hemorragia cerebral, y una lesión traumática muy grave en el cerebro, tres días después del accidente fue desconectado del soporte vital.

Fue un accidente muy trágico, pero que puede ayudar a salvar la vida de otros niños, todos están propensos a sufrir accidentes en el hogar si no tienen vigilancia permanente ni las medidas de seguridad necesarias para garantizar su cuidado.

DEP Jayden, esperamos que su familia reciba la fortaleza necesaria para enfrentarse a esta situación tan dura. Comparte esta devastadora noticia.