El pasado sábado 6 de octubre se produjo un grave accidente de tránsito en Nueva York que acabó con la vida de 20 personas.

El conductor de una limusina pasó una señal de alto y perdió el control impactando contra un árbol tras precipitarse por un barranco ocasionando su muerte y la de todos los pasajeros, un grupo de amigos que viajaban a la celebración de un cumpleaños.

Se pudo conocer que el vehículo estaba en terribles condiciones, “estaba desvencijado y destartalado”.

La compañía de alquiler de autos reveló que la limusina fue rentada en último momento para reemplazar una camioneta que estaba averiada. Algunos de los pasajeros les habían escrito a sus familiares antes del accidente informándoles que la limusina apenas podía circular.

Scott Linisicchia, de 53 años, perdió la vida junto a 17 familiares, amigos y vecinos que se trasladaban a una fiesta sorpresa de cumpleaños. En el trayecto también golpearon a dos peatones que resultaron fallecidos.

Entre las víctimas hay cuatro hermanas, Allison King, Abby Jackson, Mary Dyson y Amy Steenburg.

Barbara Douglas es una tía de las cuatro hermanas fallecidas y declaró que la familia está devastada con la tragedia, y que su hermano, el padre de las chicas no podía superarlo.

Han surgido muchas interrogantes sobre el accidente ocurrido en la ciudad de Schoharie a las dos de la tarde del pasado sábado. Se está investigando si las fallas del vehículo fueron la causa del siniestro.

En los últimos dos años la empresa de alquiler ha tenido cuatro autos fuera de servicio después de ser inspeccionados por no cumplir con las condiciones necesarias para circular.

Entre los fallecidos también se encontraba una pareja de recién casados, Erin y Shane McGowan.

Susan Minicki McGowan, madre de Shane, compartió una fotografía con un homenaje para su hijo y su nuera.

“Nuestra familia nunca volverá a ser la misma después de las trágicas muertes de nuestro hijo Shane y de Erin”, escribió.

Inicialmente había salido a la luz que los pasajeros de la limusina se trasladaban a la celebración de un matrimonio, pero los familiares de las víctimas han declarado ante los medios de comunicación que no se trataba de una boda sino de la celebración de un cumpleaños.

Los testigos del accidente relataron que la limusina viajaba aproximadamente a 100 kilómetros por hora, la tragedia ocurrió en las adyacencias a un bar llamado Apple Barrel.

Quienes se encontraban en el lugar se acercaron a ayudar tras escuchar el ruido del impacto, rompieron ventanas intentando rescatar a las víctimas que estaban atrapadas en el interior del vehículo.

Jessica Kirby, gerente del local comercial, declaró que la limusina se precipitó a una velocidad aproximada de 100 kilómetros por hora.

Choque de limusina fue calificado como el más mortífero en casi una década en Nueva York.

Lo califican como el más mortífero en casi una década: una limusina que iba con invitados a una fiesta de cumpleaños se estrelló contra un auto dejando 20 muertos. Informa Elyangelica Gonzalez

Publicada por Primer Impacto en Lunes, 8 de octubre de 2018

“No quiero describir la escena, no es algo en lo que quiera pensar”, aseguró.

Se podían ver los cuerpos de las víctimas en el suelo fuera del local. La policía del condado de Shoharie, la Policía del Estado de Nueva York y los equipos de seguridad trabajaron en las labores de rescate empleando.

Daily Mail

Las autoridades policiales investigarán el caso del accidente más trágico de las últimas décadas que se produce en esa ciudad. Esperamos que no ocurran más accidentes como este, compartamos un mensaje de solidaridad con los familiares de las víctimas.