Es una tradición con el inicio de clases en muchas universidades que los alumnos antiguos le den una bienvenida a quienes ingresan por primera vez al recinto. A veces el recibimiento conocido como “novatadas” consiste en penitencias que los nuevos estudiantes deben cumplir aunque sean vergonzosas.

Pero lo que hicieron los alumnos de la Universidad de León el pasado martes, ha consternado a todos, las autoridades del centro de educación superior tenían conocimiento de la realización de gymkanas pero jamás pensaron lo que pasaría.

Todo resultó en una subasta de los nuevos alumnos que serían “esclavos” durante un año del mejor postor, la puja realizó en medio de dos chicas bailando semidesnudas sobre el escenario junto a otros jóvenes que también se despojaron de su ropa.

Ana Isabel García es la vicerrectora de la institución y declaró: “Lo que se acostumbra a hacer son juegos, gymkanas, evidentemente se va a controlar que esto no se vuelva a repetir”.

Las autoridades calificaron el espectáculo como bochornoso, declararon que los que participaron en los bailes sin ropa sobre el escenario eran mayores de edad y actuaron por su propia voluntad.

En varias universidades han solicitado apoyo de la policía local, e incluso han contratado los servicios de agentes de seguridad privados para garantizar el orden de las “novatadas”.

Las instituciones se han esforzado por combatir los eventos que resulten inapropiados, aseguran que la tradición puede mantenerse sin la ingesta de bebidas alcohólicas, sin ofensas, ni vejaciones contra los nuevos estudiantes y sobre todo sin ir en contra de los principios éticos que profesa la Universidad.

Anteriormente, la tradición de las “novatadas” solamente se realizaba el primer día de clases en algunas facultades, pero ahora la celebración se extiende por varios días y es muy frecuente la ingesta de bebidas alcohólicas.

La Universidad de Extremadura desde hace años tomó la decisión de prohibir esta tradición, para evitar hechos de violencia tomando en cuenta que los alumnos antiguos se sienten superiores a los nuevos impartiéndoles ordenes o tratándolos de manera ofensiva.

Loreto González es el presidente de una organización llamada “No Más Novatadas” y comentó que “Aquellos alumnos que no quieren participar en esas prácticas entonces no es bien recibido en el grupo, y suele ser víctima de represalias y aislamiento. Les prohíben usar el ascensor, lo obligan a retirarse de las áreas comunes y otros actos de maltrato”.

DI

También comentó que en algunos casos las “novatadas” adquieren un carácter sexista y machista, les piden a los nuevos alumnos que coman un plátano de manera sugerente, o que coman una cereza puesta en la entrepierna de las chicas, hacer tocamientos y otros actos inadecuados.

Muchos han criticado estas prácticas que se han convertido en un hecho escandaloso, mientras que otros están a favor de la tradición alegando que los nuevos alumnos se integran para lograr trabajar en equipo.

Aunque a pesar de la contrariedad de opiniones, la mayoría coincide en que hay que tener cuidado con las bromas para que no causen ningún tipo de incomodidad.

¿Tú qué opinas? ¡Comparte esta insólita noticia con tus amigos!