Las crías de todos los animales son adorables por su tamaño, por la infinita ternura que derrochan, por su inocencia y fragilidad… Y podríamos seguir añadiendo mil razones a la lista. Pero algo en lo que todos coinciden es que los osos panda bebés son las criaturas más esponjosas y roba corazones que pueden existir.  

Ciertamente, quienes tienen el privilegio de verlos alguna vez tienen la mayor de las suertes, pero si encima te pagan por cuidarlos y alimentarlos, ese es sin duda el trabajo de los sueños para muchos amantes de estos simpáticos animalitos.

Claro está, siempre que estos pequeñitos te permitan trabajar. Pero es algo que al parecer este bebé no está muy de acuerdo. Él adora a su cuidador y lo quiere sólo y exclusivamente para él, y es tanto el amor que le tiene que por más que quiera, es incapaz de controlarse y tiene que abrazarlo todo el tiempo. ¿Te ha pasado alguna vez que no puedes dejar de comer chocolates, por ejemplo? Pues este pequeño tiene un corazón tan grande que lo que él no puede dejar de hacer es dar abrazos.

La cría de oso panda, del cual no sabemos su nombre, habita en la Reserva de Investigación de Chengdu, en China, donde tiene asignado un cuidador que se prodiga en mimos y cuidados, pero para el bebé parece que nada es suficiente.

Un tierno video lo demuestra y la le ha dado la vuelta al mundo, robando el corazón de millones en la red:

Dame un abrazo

La cría de oso panda incapaz de separarse de su cuidador. 🐼

Publicada por ABC.es en Viernes, 3 de marzo de 2017

Se puede ver al tierno osito bebé abrazando una y otra vez a su cuidador, sujetándose de su pierna, pero el problema es que no es momento de abrazos y el hombre tiene que trabajar.

Su cuidador es el que supervisa su alimentación y es muy disciplinado manteniendo su comida favorita, las plantas de bambú, cuidadas para que al bebé nunca le falte nada.

Pero como les sucede a las madres con los más pequeñitos de la casa, este buen hombre no parece encontrar un momento de paz para poder trabajar.

Por más que lo aparta de sus piernas y lo deposita una y otra vez lejos de su área de trabajo, el pequeño tantas veces más regresa hacia su cuidador para asirse con más fuerza si cabe a sus piernas.

Y yo me pregunto ¿qué tendrán ?

ABC

Incluso como es tan pequeñito y regordete, en alguna de las ocasiones que regresa volando hacia el cuidador, se cae de lado, pero a él no le importa, rápidamente se reincorpora para ir a seguir llenándolo de abrazos.

Son las escenas más tiernas que podrás ver hoy. ¿Qué tal si no te las guardas sólo para ti y las compartes con todos tus amigos? Alegrarás el día a cualquiera.