Un caso de terrible negligencia médica sucedió al interior del Hospital Las Mercedes de Chiclayo, en Perú, lo que casi le cuesta la vida a un recién nacido y a su joven madre, Alicia Navarro Cornejo, de 25 años de edad, que se muestra indignada, al igual que los cientos de usuarios en las redes sociales tras darse a conocer el impactante hecho.

A punto de morir asfixiado estuvo el bebé al cabo de nacer, después de que en la sala de partos no estuvieran preparados para recibir la recién nacido.

El angustiante momento quedó recogido en vídeo, grabado por el propio padre del pequeño, Alan Rojas.

En las imágenes se observa cómo una obstetra atiende el parto, como puede, y el bebé sale casi sin vida, pues no lloró y su cuerpo estaba flácido, como desmayado.

Se puede ver cómo la mujer, quien sin ningún tipo de vestimenta esterelizada, como suele ser la normativa en los centros hospitalarios, pide ayuda desesperada solicitando que le den algún instrumento para poder cortar el cordón umbilical, y así poder reanimar al recién nacido, que estaba al borde de morir ahogado.

“Obstetra.. Rápido.. Una gasa… Algo para secar… Este bebé necesita respirar… Rápido”, son los desesperados gritos de la mujer que trata de asistir a la mujer, ante la indignante impavidez de sus colegas, que no hacen nada por ayudarla.

La enfermera no tenía los implementos para cortar el cordón umbilical y el resto de sus colegas no mostraron ningún gesto de compasión ante la situación, pues seguían absortos en sus actividades sin prestar la más mínima atención al suceso.

Todos parecían hacer caso omiso a lo que sucedía a su alrededor. Solamente cuando la enfermera empieza a insistir con sus gritos, y da un manotazo a una de las asistentes, esta reacciona y le facilita lo que tan difícil parecía: una gasa.

“Equipo de parto, ¿no tienen en Emergencia? ¡Bombilla! ¡Rápido por favor!¡ESTE BEBÉ NECESITA RESPIRAR”, repetía desesperada la enfermera.

En el vídeo se puede observar a la mujer que atiende a la parturienta, suplicando por ayuda de un especialista. Evidentemente, ella no está preparada para atender una situación así y entre gritos dice: “¿Dónde está la obstetra de turno?”

La mujer empezó a dar masajes al bebé para que este reaccionara y lo pegó al vientre de su madre para que sobreviviera. Producto del lamentable incidente, el recién nacido presentó asfixia leve moderada.

El hecho se produjo la madrugada del 30 de abril y el papá del bebé no dudó en hacer público el vídeo de cómo fueron tratados en el hospital. De hecho, en el propio vídeo los amenaza con hacerlo público, al ver la impavidez e incluso hay algunos que huyen de la escena para no ayudar.

Este es el impactante momento en que el padre graba cómo su hijo nace asfixiado, sin que pueda ser atendido por el personal médico

ADVERTENCIA: LAS IMÁGENES PUEDEN HERIR LAS SENSIBILIDADES

Después del impactante incidente, el director del hospital asumió que se manejó de manera inapropiada el caso, reconociéndolo como un caso de negligencia.

Sin antes dejar de recaer la culpa en el anterior centro hospitalario, el Hospital de Ferreñafe, donde no fue atendida la paciente por haber tenido una complicación, y por tal motivo llegó al Hospital Las Mercedes con un grado de dilatación muy avanzado, al punto que ya el parto era inminente, sin darles oportunidad a estar preparados para atenderla adecuadamente.

El padre del pequeño, fue violentamente desalojado por el personal de seguridad al notar que grababa la negligencia que sufrió su bebé, quien nació a las 38 semanas de gestación y pesó tan sólo 2 kilos y 120 gramos.

Sin embargo, afortunadamente, tanto la madre, como el bebé, lograron recuperarse, y están fuera de peligro, según declararon los medios locales.

Apenas se hizo público el vídeo, una ola de ira e indignación se ha suscitado en las redes. Ya que son muchos los que cuestionan la profesionalidad de los médicos, y que aunque madre e hijo estén fuera de peligro, no queda descartado que la asfixia que sufrió el pequeño le cause daños neurológicos en un futuro.

Ojo.pe /Youtube

Esperamos que este tipo de sucesos no se vuelvan a repetir. La vida es lo más sagrado que puede existir y no debe ser tratada con semejante indolencia.

Levantemos la voz para que estas situaciones no se repitan. Comparte el impactante vídeo en tus redes.