Un hombre estadounidense, de 42 años, ha sido arrestado por incesto, después de que se hubiera descubierto que tuvo un bebé con su hija biológica, de 20 años, tras haber dejado a su esposa.

Steven Walter Pladl y su hija biológica, Katie Rose Pladl, fueron arrestados la semana pasada en su casa en Knightdale, Carolina del Norte, después de que la esposa de Steven le informara a la policía que había embarazado a su hija.

Según los informes, Katie fue adoptada fuera del estado después de que ella nació. Cuando cumplió 18 años, usó las redes sociales para encontrar a sus padres biológicos.

En agosto de 2016, Katie se fue a vivir con sus padres y sus otros dos hijos en su casa cerca de Richmond, Virginia.

Pero tres meses después, Steven y su esposa ya se separaban legalmente, en noviembre de 2016.

“El mes durante el cual Katie se mudó a la casa, Steven durmió en la misma HABITACIÓN DE su hija biológica”, declaró la ex esposa a las autoridades.

También dijo que “se enteró que su hija estaba embarazada y que Steven era el padre en mayo de 2017, después de leer un diario de otro de sus hijos”.

Increíblemente, Steven había pedido a los dos niños más pequeños que se refirieran a Katie como su madrastra, aunque ella era su hermana.

Después de enterarse del embarazo, la esposa dijo que contactó a su ex marido y le preguntó si había embarazado a Katie. A lo que el hombre no solo que no tuvo reparo en admitir que el bebé era suyo, sino que además le confesó que estaban planeando casarse con Katie.

Katie, por su parte, publicó en julio una foto en Instagram, diciendo que ella y Steven ya se habían ‘casado’, aunque legalmente no podían hacerlo.

La policía dijo que en algún momento después de mayo de 2017, Katie y Steven se mudaron juntos al condado de Wake, Carolina del Norte. Se emitieron órdenes de arresto para ellos en noviembre de 2017 y finalmente fueron arrestados en su casa de Knightdale, el pasado mes de enero.

Las autoridades dijeron que cuando fueron arrestados, un bebé estaba con ellos, el mismo que nació en septiembre de 2017, según los documentos encontrados.

El padre y la hija se encuentran en el Centro de Detención del Condado de Wake, en espera de su extradición a Virginia. Han sido acusados de incesto con un adulto y adulterio, lo que contribuye a la existencia de delito.

Steven y Katie recibieron cada uno una finaza equivalente a 800.000 euros, después de lo cual Steven salió de la cárcel, pero Katie permanece tras las rejas.

Daily Mail

Aunque se trata de una situación fuera de lo común, claramente es una situación delictiva como aberrante, al tratarse de un padre que embaraza a su propia hija, con todos los efectos morales y de salud que se pueden derivar de un acto así.

¿Qué opinas sobre la actuación de este padre con su hija? Déjanoslo saber en los comentarios y comparte esta noticia con tus amigos.