Desde que Kim Kardashian se convirtió en una celebridad los ojos de millones de personas están sobre ella, algunas son fan de su marca y su sensual figura, mientras que otros están siempre dispuestos a criticar sus imperfecciones cuando se ha mostrado el natural.

Tal como ocurrió cuando salieron a la luz unas imágenes de Kim en una playa de México a principios de este año que mostraron cómo lucía su cuerpo en bikini dejando ver la celulitis y marcas de sus glúteos.

Esto causó mucha polémica en las redes ya dejó al descubierto que Kim hacía uso de Photoshop para retocar las imágenes que publicaba en las que se veía su cuerpo “perfecto”.

Pero ahora los paparazzi capturaron a Kim mientras disfrutaba en una playa de Malibú exhibiendo su cuerpo con un bikini muy diminuto. Esta vez mostró una gran transformación respecto a las fotos anteriores.

Así que todos sus seguidores se sorprendieron con el cambio, al parecer las imágenes anteriores decepcionaron a su público, muchos expresaron sentirse engañados por creer que Kim tenía un trasero de apariencia perfecta, fortalecido y libre de marcas y exceso de grasa.

La celebridad americana de 36 años y madre de dos hijos fue llamada “gorda” por muchos usuarios de las redes que ahora se asombran al ver las últimas imágenes.

La apariencia no es lo más importante, no se compara con el valor de la belleza interior pero lamentablemente muchos famosos se han convertido en embajadores de falsos estereotipos.

Kim Kardashian se esforzó por transformar su cuerpo y mejorarlo para sentirse bien consigo misma y quizás buscar la aprobación de quienes la siguen.

Instagram

¿Qué opinas del cambio? ¡No te vayas sin compartirlo con tus amigos!