Un reciente brutal abuso sexual cometido por unos padres hacia su propia hija de 12 años, ha conmocionado a Rusia.

La pareja se enfrenta a un juicio después de haber sido acusada de violar repetidamente a la menor.

La pareja, residente en Volgogrado, ambos de 34 años, están acusados de pedofilia después de convertir a su hija en una “esclava sexual”, según revelaron fuentes policiales.

Han sido puestos en prisión preventiva en Volgogrado (anteriormente Stalingrado) y, de ser condenados, pueden enfrentar hasta 20 años de cárcel.

La niña fue sometida a abusos sexuales horribles y frecuentes entre diciembre de 2016 y marzo de 2017, según se alega.

El padre, cuya identidad no ha sido revelada, ha sido acusado de violar a la niña, junto con la madre en la misma cama, “cada dos días”. ¡Es un horror!

Ella, por su parte, ha sido acusada de “torturar” sexualmente a la niña con un “pene artificial”. ¡Es una total aberración! ¡Cómo puede ser posible que una depravación de ese estilo provenga de la propia madre!

La madre de la niña le dijo a la policía:

“Mejor nosotros que un maníaco”.

Antes del juicio penal, los padres han sido privados de sus derechos parentales de por vida, lo que significa que nunca criarán a su hija. Después de lo cual la niña ha fue puesta a cuidado del gobierno.

En las declaraciones a los tribunales, la madre le dijo a la policía que ella misma había sido violada cuando tenía 13 años.

Posteriormente, ella tuvo el descaro de justificar su proceder, alegando que ella y su esposo previamente habían acordado en “entrenar a su hija por adelantado para la vida adulta”.

La horrenda experiencia de la niña se descubrió después de que acudió a un médico con “problemas relacionados con su menstruación”.

Fue en ese momento cuando los médicos descubrieron que ella no era “virgen”. Seguidamente de eso, la niña pudo revelar detalles del abuso sexual que venía sufriendo, después de lo que la pareja confirmó las acusaciones de la menor.

“Creíamos que “era mejor para la niña perder su virginidad con su propio padre”, que conocer detalles de la vida sexual de otras maneras”, declararó la pareja.

Ella fue forzada a dormir en la misma cama que sus padres, donde fue sometida a numerosos ataques sexuales.

Su madre admitió que su hija fue obligada a participar en “tríos” con sus padres.

En una situación de tal envergadura, las autoridades se cuestionaban sobre el papel de otros familiares o amigos cercanos a la familia, que no hayan sido capaces de intuir tal situación.

Después revelaron que la abuela y la bisabuela de la niña vivían en el mismo departamento, pero que no tenían idea del abuso sexual, según explicó la policía.

Daily Mail

Es una realidad demasiado difícil de procesar. Hechos en los que verdaderamente la realidad supera a la ficción. Sin duda, todo lo que se haga por castigar a los depravados padres y por ayudar a la pequeña será insuficiente. Tendrá un largo camino por recorrer hasta poder superar todos los traumas provocados por quienes se supone son los únicos seres que no nos pueden fallar en la vida. ¡Es desgarrador!

Levantemos la voz, no podemos dejar de reprobar estas aberraciones. ¡Compártelo con tus amigos!