Un reciente video ha corrido como la pólvora en las redes sociales, causando una gran indignación y ola de comentarios en línea, después de que cámaras de seguridad capturaran el instante en que un grupo de perros comenzara a destruir un auto y lo desmantelara por completo.

En un principio hubo quienes se quejaron del vandalismo de los perros callejeros, pero cuando se reveló la verdadera historia que había detrás, entonces muchos agradecieron que el karma haya hecho de las suyas.

El dueño del vehículo, un auto blanco, había sido visto pateando al perro injustificadamente momentos previos al incidente.

Pero el desalmado jamás imaginó que la víctima callejera, si bien no pertenecía a una familia, tenía una banda de amigos fieles hasta las últimas consecuencias. Y nunca siquiera pensó que maltratar a un perro le costaría quedarse sin auto.

El video fue compartido en las redes sociales y los internautas no podían creer cómo los fieles amigos salieron en defensa del perro maltratado, y dentro de un plan de venganza acabaron con el vehículo del dueño.

El incidente sucedió en una concurrida calle de México, donde los perros en situación de calle abundan.

Pero lo que tal vez nadie sabe es que en medio de la soledad y el hambre, es donde se forjan las mejores amistades, y así lo demostró la “Banda de firulays”, como la han apodado en las redes sociales, para defender a su compañero.

El perro, que habría sido agredido por el hombre, habría ido a buscar a sus amigos y en medio de la noche, cometer la agresión pensando en quedar en el anonimato.

Pero cuando el dueño, tras encontrar su auto desmantelado, fue a las cámaras para poder dar con la banda de pandilleros, pensando que serían unos criminales, entonces pudo confirmar que se trataba de una justa venganza por parte del grupete de amigos.

El agresor del perro, procedente de la misma zona donde sucedió el vandalismo, relató que pretendía estacionar su vehículo, pero un obstáculo en la vía no se lo permitía. Se trataba del perro que se había interpuesto. Tras hacer inútiles intentos para que se moviera de allí, el can no lograba reaccionar. Por más que el hombre tocó el claxon, al parecer el cansancio por la vida dura de las calles fue superior. Lo que desató la ira del conductor, logrando enfurecerlo por completo.

El hombre bajó de su vehículo y le propinó una terrible patada al perro callejero, obligándolo a la fuerza abandonar el lugar, donde después el hombre pudo estacionar tranquilamente su vehículo. Y lo que para el hombre pareció un tema resuelto, al perro no le supuso nada bien que hayan interrumpido su siesta, y peor aún que lo hayan sacado a patadas de su lugar favorito.

No se sabe cómo, pero lo cierto es que el animal volvió con sus incondicionales amigos en la madrugada. Y comenzaron a mordisquear las llantas y toda la carrocería del auto, como el video finalmente los delató.

Las imágenes fueron ampliamente compartidas en la red y cuentan ya con más de 50 mil reproducciones en Facebook. 

El grupo de amigos sabe exactamente a lo que va; mientras unos cometen el vandalismo, otros miran a los lados, como si supieran que lo que están haciendo no les es permitido, y así vigilan que sus planes no sean estroepados.

Youtube

Muchos han aplaudido su venganza, ya que ningún animal merece ser tratado así.

Comparte el increíble plan de venganza de estos amigos y déjanos en los comentarios tu opinión sobre este insólito incidente.