La eutanasia es un tema que se puede considerar tabú, la idea de desconectar a una persona de lo que lo mantiene vivo o de administrarle un medicamento que lo lleve a la muerte es un tema muy discutido, especialmente por temas éticos y legales.

Hay países donde está prohibido bajo cualquier contexto como en Chile, sin embargo, existen casos desgarradores que nos hacen reflexionar sobre qué tan egoístas podemos ser al querer tener a familiares con vida a cosa del sufrimiento o que es más ético verlos sufrir o ayudarlos a descansar de aquellas dolencias que jamás sanarán.

Recientemente ha salido a la luz un video de una joven chilena que le suplica a su presidenta que le conceda la eutanasia.

Su nombre es Paula Díaz, tiene 19 años y desde 2015 está padeciendo una enfermedad que ningún medico visitado por ella y su familia ha podido determinar con exactitud. El deterioro de su salud comenzó después de una serie de vacunas obligatorias en Chile, entre la que está la tos convulsiva que coincidían con los primeros síntomas.

Algunos doctores dijeron que la cepa del virus pudo haberse alojado en su médula espinal causándole complicaciones.

Sin embargo, después de eso ella comenzó a presentar otros síntomas y dolores extremos en todo su cuerpo. Su hermana Vanessa Díaz se ha encargado de ser la portavoz del caso y dijo que ella ha sufrido una serie de infecciones y trastornos convulsivos desde entonces hasta que se le fue detectado un daño neurológico y como diagnóstico le han dicho que se trata de un daño degenerativo no descrito.

Esto quiere decir que no se conocen las causas por las cuales se desarrolla la enfermedad, pero poco tiempo después durante una hospitalización los médicos determinaron que su enfermedad es de origen psiquiátrico, que se trata de un síndrome conversivo y que es ella misma quien se provoca todos los síntomas.

Paula aparece en un video pidiéndole la eutanasia a Michelle Bachelet en medio de unas condiciones que alarman a todos.

En una posición bastante atípica y sin poder abrir los ojos ella suplica que le permitan morir, “ya no aguanto tanto dolor… no tengo descanso ni de día, ni de noche… no hay forma en que pueda apoyarme sin dolor, todos mis músculos están desgarrados… entiendan que la que estoy sufriendo soy yo”, dice Paula durante su petición.

Mientras que su hermana asegura que la enfermedad de Paula es consecuencia de una terrible negligencia médica, ya que después de su diagnóstico psiquiátrico, les sugirieron que la internaran en una clínica psiquiátrica a lo que ellas se negaron y desde entonces los médicos le negaron el tratamiento.

Paula tiene varios años sin recibir tratamiento y encerrada en una habitación ya no es capaz ni de sentarse en una silla de ruedas.

Después de que la madre difundiera la petición y que llegara a los medios televisivos, se ha reabierto el debate sobre la eutanasia o suicidio asistido en Chile, mientras algunos dicen que se debe dar el paso y ser compasivos, otros dicen que el caso de Paula no puede usarse como precursor en el tema. Aunque la familia ha declarado y explicado la historia de Paula, no han mostrado los informes que confirmen un diagnóstico y rechazan la posibilidad de que todo se deba a un problema psiquiátrico.

“Tomar una decisión en un caso como este es un error”, dice el Dr. Kottow quien considera que el debate en la eutanasia no es pertinente sino necesario.

BBC / ElPais

Chile tiene leyes médicas muy estrictas aunque recientemente se han hecho reformas como en el caso del aborto donde paso de ser ilegal y penado con cárcel a aceptarse en caso de violación, peligro de vida de la madre y malformaciones del feto incompatibles con la vida. Es la segunda vez que se discute el caso de la eutanasia durante la presidencia de Michelle Bachelet y aunque aún no se ha tomado una decisión sobre el caso de Paula, esperamos que sea cual sea el resultado alivie los dolores y el sufrimiento de esta adolescente.

Compartir su historia puede ayudar a para llegar al fondo de su enfermedad y encontrar una solución, no olvides hacerlo.