Una sociedad en la que los seres más indefensos, como los niños y los ancianos, son tratados sin dignidad, entonces ha entrado en una deplorable decadencia. Este caso rebasa los límites pensables a los que una niña puede ser sometida por un pervertido. Situaciones en las que definitivamente, la realidad supera a la ficción.

David Hart, de 60 años, había asistido a un juicio en la Corte de la Corona de Swansea, que comenzó la semana pasada, después de que fuera acusado de 16 delitos, incluyendo 12 cargos de violación.

Pero él no pudo presentarse a la corte el día en que el jurado debía dictaminar la sentencia, ya que había sido ingresado en el Hospital Morriston esa mañana.

El pedófilo burló a la ley y decidió darse a la fuga del hospital, ya que habío sido declarado culpable de obligar a una niña de 11 años a tener sexo con un perro y transmitirlo en vivo en Internet, después de una pesadilla para la víctima de 14 años de abuso.

Declinando la sentencia inmediatamente, el juez dijo que necesitaba primero averiguar los detalles de la condición médica de Hart que habría ocasionado su ingreso en el hospital, pero agregó que su sentencia “sería de muchos años”.

Ahora los detectives de la policía de Gales del Sur están tratando de encontrarlo.
La niña, que tenía sólo 11 o 12 años de edad cuando comenzó el abuso, dijo que se transmitió en vivo las perversiones que le hacía el desalmado a través de chats en línea.

En las entrevistas, que fueron resumidas en la corte por el juez Geraint Walters, describió lo que él llamó “algunas de las ofensas sexuales más graves” que había escuchado en su vida.

El juez Walters contó cómo dijo que el pedófilo primero se apoderó de su virginidad violándola contra una pared, mientras el abuso era transmitido en vivo. El video fue transmitido en salas de chat, donde cientos de personas pudieron ver tal atrocidad.

Ella le dijo a un oficial de policía:

“Me culpo a mí misma. Nunca hice lo suficiente para detenerlo. Tuve la oportunidad de detenerlo, pero estaba demasiado asustada. Me odio a mí misma”.

“Me siento disgustada por haberle permitido hacer estas cosas. Sueño con eso. Cada noche vuelvo a revivir la pesadilla”. También dijo que creía que podría haber sido drogada.

Ante las acusaciones, Hart negó 16 cargos supuestamente ocurridos entre 2001 y 2015, incluidos los 12 cargos de violación, dos cargos de agresión indecente, uno de agresión por penetración y otro de agresión causando daño físico real.

Pero aunque fue declarado culpable de todos los cargos por un jurado, con un veredicto mayoritario de 11 a uno por cada uno, Hart aún no había sido condenado.

El juez Walters había dicho al jurado que Hart era un hombre de buen carácter y había negado las acusaciones de su ex pareja, en las que le incriminaba haber tenido actos sexuales con un perro doberman de un amigo.

También dijo que en el interrogatorio había afirmado que era físicamente incapaz de tener relaciones sexuales en el momento en que se produjeron las denuncias.

El juez Walters también mencionó al jurado referencias de su buen carácter, ya que había sido descrito por amigos como “un hombre educado, muy feliz de ayudar”. Uno de ellos dijo: “Nunca le he oído levantar la voz, ni siquiera a su perro”.

Fue después de que Hart huyera, cuando fue emitida una orden de arresto por la Corte.
La cuestión fue tratada inmediatamente como una prioridad para la policía de Gales del Sur y se hizo un despliegue de investigaciones extensas para localizarlo y arrestarlo.

Un comunicado describía al criminal: “Hart, de 60 años, es del área de Morriston de Swansea. 1,5 metros de alto y ahora está afeitado, con un corte de pelo corto. Es urgente que se Hart sea llevado a la comisaría más cercana con urgencia”.

La policía dijo que cualquier persona con información sobre su paradero debe ponerse en contacto con ellos a través del 101 o por teléfono al 0800 555 111, citando la referencia 1700375589.

Un portavoz de la NSPCC (Sociedad Nacional Por la Prevención en Contra de la Crueldad Infantil) dijo: “Hart cometió ofensas dañinas y graves contra su víctima, muchas de las cuales fueron infligidas a ella cuando era una niña”.

“Ahora es absolutamente vital que Hart sea atrapado y traído ante los tribunales para enfrentar las consecuencias de su abuso. El abuso arruina la infancia y sus acciones han tenido claramente un efecto significativo en su víctima en la edad adulta. Esperamos que ahora esté recibiendo todo el apoyo para recuperarse, así como la satisfacción de saber que su evidencia en la corte ayudó a asegurar la culpabilidad de Hart”.

Daily Mail

Un caso más en que la justicia no actuó a tiempo, y un pedófilo termina suelto, dejando terriblemente afectada a su víctima de por vida. Esperemos que todos los esfuerzos de los detectives terminen dando con el paradero de Hart.

Es posible que entre todos ayudemos a dar con el paradero de este desalmado. Su víctima necesita que se haga justicia, comparte esta noticia.