El médico cirujano Pedro Cavadas le devolvió la sonrisa y la esperanza a un hombre que sufrió el ataque de una hiena que le arrancó las manos y le desfiguró el rostro.

El doctor de Valencia, España, logró reconstruir el maxilar, la nariz, y el pulgar de Lonunuko, un hombre de Kenia que en 2012 fue agredido por una hiena y desde entonces no podía comer y hablar.

Lononuko vivía en el centro de Kenia, el incidente ocurrió cuando iba a salvar a una mujer de las garras del animal, lamentablemente su esfuerzo fue infructuoso porque ella fue mortalmente devorada.

El hombre logró sobrevivir porque cayó en un agujero al que no pudo acceder el salvaje animal quien a pesar de su lucha le arrancó la cara y los dedos de la mano.

El pasado martes, el doctor valenciano ofreció una rueda de prensa en el Hospital de Manises para presentar la reconstrucción que realizó en el rostro de Lononuko y en su mano izquierda realizada hace un mes en ese centro de salud gracias a un acuerdo con la fundación que tiene Cavadas en Kenia.

El médico relató que en el procedimiento realizó microcirugía microvascular y se requirió trasladar al paciente a la ciudad española porque en su país no existía la posibilidad de ser sometido a ese tipo de intervención quirúrgica.

Lononuko ha sido operado tres veces, la primera para reconstruir el maxilar, incluyendo el interior del paladar y el interior de su boca donde han tenido que colocar la estructura para poner la dentadura que le colocarán en Kenia.

La segunda intervención fue para reconstruir su nariz y la otra para el pulgar de su mano izquierda.

“Básicamente ha sido regalarle una segunda oportunidad, una nueva vida”, dijo el doctor valenciano que dialogó con su paciente en swahili porque no habla inglés.

Lonunuko tiene 52 años, es ganadero y quiere regresar cuanto antes a la aldea donde reside en Kenia, allí lo esperan sus siete hijos. Después de las cirugías él ha expresado su gratitud por el médico valenciano y le dijo que le cambió por completo la vida porque finalmente puede comer, hablar y volver a reconocerse cuando se mira al espejo.

Mientras que el doctor relató que el postoperatorio es muy difícil. “Es gente durísima. Realmente estamos aquí porque este es un tío tan duro que sobrevive a que una hiena literalmente le arranque la cara y las manos. A que casi se lo coma. Cualquier mortal se habría muerto con eso. Esta gente es así de dura y sobrevive a eso, con lo cual los postoperatorios para ellos son un paseo en barca”.

Al cirujano Pedro Cavadas lo conocen como “el doctor Milagro”, él aseguró que a Lonunuko le harán algunos retoques en Kenia para lograr tu total transformación, contó que se trata de procedimientos estéticos para mejorar la apariencia de la nariz, del pulgar y la posición de su ojo izquierdo que es una prótesis, el suyo se lo comió el animal durante el ataque.

EM

“Lo importante es que regrese a su lugar de origen a retomar su vida”, agregó el doctor Cavadas.

Es una noticia esperanzadora saber que después de superar un accidente tan grave gracias a la labor de este extraordinario doctor podrá tener una vida normal. Compártela.