La magia siempre será un asunto divertido y entretenido para los espectadores. No obstante, esta práctica va más allá de eso pues requiere técnica, dedicación y concentración. Más aún cuando se realizan actos de escapismo u otros trucos en los cuales se ve implicada la vida de los participantes.

Más de un mago ha perdido su vida en pleno escenario y esta vez el artista Pedro Volta puedo haber sido parte de las fatales estadísticas. El hecho ocurrió durante la III Edición del Festival Internacional de Magia que se realizó en la plaza del Doctor Gereda del municipio madrileño de Navacerrada.

Ante los ojos de los espectadores, el mago debía escapar de una urna de cristal en la que se encontraba sumergido con mil litros de agua, mientras se liberaba de una camisa de fuerzas sujeta con candados. Pero algo salió mal y en un punto del acto, el ilusionista dejó de moverse y su cuerpo desfalleció como materia inerte.

Pasaron los 120 segundos del reto y los espectadores no entendían lo que sucedía. Por esa razón, demoraron en reaccionar y ayudar el mago quien fue sacado inconsciente de la caja de cristal por organizadores y algunos policías municipales.

El ilusionista fue llevado de forma inmediata al centro de salud. Desde allí se conoció que este habría sufrido de una apnea; es decir, la suspensión momentánea de la respiración.

Después, el mismo Volta publicaría en sus redes fotografías suyas en el centro médico como prueba de su mejoría y señaló que estuvo durante tres minutos en parada cardiorrespiratoria, prácticamente muerto.

“Me reanimaron in situ y consiguieron que volviera a la vida, por ello estoy muy feliz”, dijo el mago Pedro Volta.

Con más ánimo, el ilusionista señalo que viendo el vídeo pudo reconocer cuál había sido su fallo. Considera que desabrochar la primera hebilla de la correa le había tomado demasiado tiempo y esfuerzo, lo cual limitó la cantidad de oxígeno que tenía en sus pulmones y provocó el accidente.

El momento en el que cierran la urna de cristal para dar inicio al truco de escapismo.

“Hice un esfuerzo y conseguí deshacerme de ella, pero el gasto de energía fue tremendo. Cuando ya tenía desabrochada la segunda, mi organismo desfalleció del agotamiento y la tensión de pensar que no lo iba a lograr”, explicó Volta.

Independent

El mago agradece haber vuelto a la vida y a pesar del accidente no planea retirarse de la magia. Al contrario, parece optimista en intentar nuevamente el fallido truco después de que esté completamente mejorado.

“la magia es un arte maravilloso y merece la pena. Transmitimos un mensaje de ilusión, de que todo se puede realizar” refirió Volta.

De momento, lo ocurrido sólo ha sido un accidente que no ha dejado pérdidas que lamentar, y el mago continua entusiasta y enamorado de su profesión. Sin embargo, no hay que dejar de lado el angustioso momento que sus fanáticos tuvieron que presenciar al pensar que el ilusionista había muerto ahogado. Todo esto quedó registrado en el vídeo que se ha vuelto viral.

No cabe duda que este mago a vuelto a nacer después de semejante susto. Comparte con tus amigos y déjanos saber qué opinas sobre este tipo de trucos.