Una fotoperiodista ha publicado una desgarradora selfie de las terribles heridas que sufrió a manos de un taxista con un cuchillo, como parte de la campaña viral #MeToo (yo también).

Rena Effendi, de Estambul, compartió la foto en Facebook la semana pasada mostrando una profunda herida sobre su ceja y su rostro manchado de sangre.

“#Metoo, cuando un taxista pensó que tenía derecho a mi cuerpo, pero luché contra él y logré escapar”, señaló Effendi junto a la foto.

ADVERTENCIA: CONTENIDO QUE  PUEDE HERIR SENSIBILIDADES

#metoo when a taxi driver thought he had a right to my body, but I fought him back and managed to escape. It’s good to…

Publicado por Rena Effendi en Miércoles, 18 de octubre de 2017

“Es bueno finalmente ver una cobertura tan amplia sobre el tema del abuso sexual. Le tomó a alguien poderoso y famoso en Hollywood provocar este ultraje internacional, esperemos que al menos mantenga el impulso y arroje luz sobre otras historias de sobrevivientes comunes…

…Sabemos que ocurre todos los días y en todas partes: en la guerra, en la calle, en oficinas, en espacios públicos y dentro de las familias…

…Desafortunadamente, gran parte de ella aún no se denuncia debido al estigma social y permanece impune. Espero que la cultura de la vergüenza no se interponga en el camino de estas historias”.

Ella compartió la imagen como parte de la campaña #MeToo, que comenzó a raíz del escándalo de acoso sexual de Harvey Weinstein.

Effendi ha detallado el aterrador encuentro que tuvo con un hombre taxista en El Cairo en el año 2012.

Ella dijo que el conductor, que estaba armado con un cuchillo, se había detenido en uno de los lados libres de la autopista, exigiéndole que se quitara la ropa. El conductor había cerrado con llave las puertas y la había inmovilizado reclinando su asiento.

“Luego comenzó a golpearme con la cabeza en el rostro. Mi visión se volvió borrosa, pero no perdí el conocimiento. Luché con lo único que tenía en mis manos, un iPhone “, relató.

“Mientras golpeaba su sien tan fuerte como podía con la esquina del teléfono, le dije que tenía dinero en mi bolso y que me dejara ir”.

Ella dijo que él no estaba interesado en el dinero y continuó golpeándola.

“Cada vez que lograba escapar del automóvil a medias, me agarró por el pelo, arrastrándome y logrando introducirme al interior del vehículo de nuevo”.

Después de algunas dificultades, finalmente logré salir de la cabina por completo.

“Un automóvil que pasaba disminuyó la velocidad. Quizás alguien me vio. El ofensor se dio cuenta de que podría ser atrapado y finalmente me dejó ir”, escribió Effendi.

Effendi dijo que había callado su historia, pero que por los testimonios de las mujeres que habían compartido sus relatos de acoso y abuso como parte de la campaña #MeToo, se atrevió y lo hizo también.

Y junto a Effendi, tras el escándalo de los abusos sexuales de Weinstein, muchas mujeres de Holllywood han dado el paso para decir ¡basta!, frente a los innumerables casos en que la mujer es explotada y tratada como un objeto sexual por los poderosos del mundo del cine y la pasarela.

Algunas de ellas fueron Angelina Jolie, Mira Sorvino, Asia Argento y Rosanna Arquette, llegando a acumular más de 40 denuncias contra el acoso sexual de Weinstein.

Y en los últimas días, la actriz norteamericana Alyssa Milano, conocida por la legendaria serie de la década de los 80´s “Who´s the Boss (Quién es el jefe), se ha unido a las denuncias en el contexto del caso Weinstein, moviendo a otras mujeres víctimas de acoso sexual a publicar su testimonio, utilizando el hashtag viral #Metoo .

“Si has sido acosada o abusada sexualmente, escribe ‘yo también’ como respuesta a este tuit”, escribió Milano, con un mensaje en el que indicaba que a través de estas dos palabras se podrían dar cuenta de la “magnitud del problema”.

La campaña en los medios sociales ha sido todo un éxito. El mencionado hashtag ha recorrido el mundo en las principales redes sociales con los cientos de denuncias de acoso sexual, que de otra manera muy pocas mujeres se habrían atrevido a hacerlo. Hasta el momento, en Twitter ya se ha usado el hashtag más de 500.000 veces.

Otras celebridades, como Debra Messing, Lady Gaga y Evan Rachel Wood, entre otras, se animaron a contar sus historias, respondiendo al tuit de Milano.

Algunas descendieron a detalles, como la actriz latina America Ferrera, que recordó su traumática experiencia al ser violda a los 9 años.

“Mujeres, rompamos el silencio para que las siguientes generaciones no tengan que pasar por esta m…..”.

Reese Witherspoon, por su parte, también reveló su horrible experiencia al haber sido abusada sexualmente por un director de cine a los 16 años:

Daily Mail / BBC / Twitter

“Después de escuchar todas las historias de estos últimos días, me sentí menos sola esta semana de lo que me he sentido muchas veces durante mi carrera”.

Es este un gran problema social, en el que a pesar de la época en que vivimos, la mujer sigue siendo tratada como un objeto sexual, víctima de abusos y maltratos físicos y verbales. Y esto sin contar toda la ola de machismo extendida en el ámbito familiar, social y laboral, especialmente en países subdesarrollados.

Vemos que es un problema que se da a grandes y menores escalas, y ya es hora de protagonizar cambios estructurales que generen una transición real en las conductas y pensamientos de los pueblos, con miras a dar a la mujer el lugar que le corresponde.

Nos alegramos que esta campaña haya logrado el efecto mediático conseguido, y esperamos que toda la sociedad se haga cargo de la magnitud real del problema. Te invitamos a que tú también hagas eco a la campaña #Metoo, compartiendo esta y tu propia historia con tus amigos.