La India es un país con costumbres muy contradictorias, para algunos puede representar un lugar de revelaciones, de espiritualidad y de paz interior, pero para otros puede ser la representación de todos los males.

Los crímenes sexuales y la violencia son algo que agobia día a día las calles de la India, además las condiciones precarias en la que viven muchas personas puede convertirlo en un lugar muy hostil. A pesar de que hay respeto por algunas especies y que en su religión consideran a la vaca un animal sagrado, otros sufren las peores torturas.

Como le ocurrió a Bones una perrita que tuvo que soportar un ataque con ácido en su rostro.

No se sabe bajo que circunstancia o bajo que motivo fue atacada, pero es totalmente injustificable, afortunadamente después del horror que vivió se cruzó con buenas personas que decidieron ponerse en contacto con una organización benéfica británica Worldwide Veterinary Service (WVS), quienes inmediatamente decidieron ayudar.

Sus heridas eran tan graves que lo catalogaron como el peor caso de maltrato que habían visto en su historia.

Sus heridas eran tan profundas y el daño en su piel era de tal magnitud que podía verse su cráneo. La infección había comenzado y probablemente terminaría matándola rápidamente, entre los aldeanos de Goa y los voluntarios la capturaron y lograron ganar su confianza para poder atender sus heridas.

A pesar del horror que tuvo que vivir, ella aún conservaba la fe en los humanos y permitió que la vendaran.

Ellos tuvieron que administrarle antibióticos para combatir la infección y poco a poco lograron limpiar y sanar sus heridas. También, tuvieron que poner algunos puntos de sutura para que su piel se uniera en ciertas zonas con mayor facilidad, ella también tuvo que aprender a respirar por la boca.

“Ella estaba destinada a vivir, era una luchadora y nos enseñó a luchar para salvar vidas”, dijo Dra. Karlette Anne Fernandes, directora clínica de WVS Goa.

DailyMail / Metro

Bones hoy en día a pesar de sus cicatrizas está saludable y se encuentra bajo el cuidado de uno de los voluntarios de WVS Goa, mientras consiguen a alguien que desee adoptarla definitivamente. Esta organización tiene como función en la India ofrecer atención clínica a largo plazo a animales abusados como Bones, además de ofrecerle capacitación quirúrgica a veterinarios y trabajadores de caridad en la localidad y sus alrededores.

Esperamos que Bones consiga un hogar donde pueda ser feliz toda la vida,no te vayas sin compartir su historia.