El pasado lunes, Stray Rescue de San Luis, un refugio de rescate de animales de San Luis, en Estados Unidos, recibió una desgarradora carta de una mujer que decía que estaba perdiendo la batalla contra el cáncer y que le pedía que buscaran un nuevo hogar para su querida perrita, Shell.

La policía fue alertada de inmediato y se presentaron en el departamento de Crystal Chrisp, de 46 años, la dueña del perrito. Pero ya nada pudieron hacer tras encontrar el cuerpo sin vida de la desesperada mujer, tras el impacto de bala que se provocó ella misma.

Al parecer, Crystal había perdido toda esperanza de vida tras padecer un cáncer terminal, y no encontró otra solución a sus sufrimientos que quitarse la vida. ¡Es desgarrador!

Sin embargo, era consciente de que su perrita Shell dependía enteramente de ella, por lo que se aseguró que la pequeña no se quedara sin un hogar que le brindara todo el amor que le haría falta tras su ausencia.

La policía y los bomberos encontraron a Chrisp muerta de una herida de bala autoinfligida dentro de su apartamento en llamas, el martes por la tarde. Pero todavía se investiga la causa del incendio.

Los bomberos procedieron a evacuar el edificio, pero no hubo daños mayores ni víctimas mortales, excepto Chrisp. Afortunadamente, su perrito no se encontraba ya en el apartamento, ya que su madre adoptiva lo había dejado previamente en el refugio con la nota que rompió el corazón de los rescatistas de Stray Rescue.

“Les escribo porque necesito que se lleven a mi perro, Shell. Mi madre adoptó a Shell del refugio Stray Rescue alrededor del 2009-2010 … En 2012, tuvo un derrame cerebral masivo y ahora tiene Alzheimer. Así que en 2012 Shell vino a vivir conmigo. He estado luchando contra el cáncer por unos meses y si estás leyendo esto perdí mi batalla. Necesito que mi niña sea cuidada en un hogar con una persona”, fueron las palabras de Chrisp en su descorazonadora nota.

“Ella es una chica muy dulce. Ella ha atravesado por mucho en su vida, por lo que tiene problemas con la confianza al principio. Le encanta acurrucarse pero no le gusta que la carguen. Ella es muy inteligente … En estos días, todo lo que hago es preocuparme por lo que le va a pasar. Amo a esta chica, ella es mi hija”, concluye Chrisp en su carta.

La nota fue compartida por el refugio en su página de Facebook, causando conmoción entre los miles de internautas y siendo compartida más de 2.000 veces.

Afortundamente, gracias a que la historia conmovió a millones, Shell enseguida consiguió el hogar ideal con una dueña que le dará todo el amor que necesita para no echar de menos en exceso a su difunta dueña.

Facebook / Stray Rescue

Una amiga de Chrisp reveló que había luchado contra el cáncer de mama durante años, hasta que este año resurgió con toda su fuerza, arrebatándole la esperanza y las ganas de seguir luchando.

Chrisp no tenía hijos propios, pero trataba a los animales como a sus hijos, según revelaron sus amistades.

Es verdaderamente triste que esta pobre mujer no haya podido encontrar la paz que necesitaba y haya perdido la vida en esas circunstancias.

Comparte esta noticia para advertir a todos tus amigos la importancia de buscar la ayuda profesional necesaria para sobrellevar situaciones de la vida tan duras como estas. ¡Vuela alto, Chrisp!