Muchos perros son víctimas del abandono y el maltrato de quienes no están conscientes del compromiso que representa cuidarlos y amarlos para toda la vida.

Tal como le pasó a este pobre pitbull, de Indonesia, que fue rescatado de unas condiciones deplorables, estaba hambriento y encerrado en una jaula mientras su vida se acortaba poco a poco.

Su dueño lo llevó a una clínica veterinaria en Bali, pero lejos de estar preocupado por garantizar su salud y bienestar, lo que hizo fue abandonarlo a su suerte.

El dueño del pitbull llamado TinTin jamás regresó a la clínica para llevarlo a casa, se presume que el perro tenía mucho tiempo desnutrido, por la negligencia de su dueño terminó en el interior de una jaula y completamente abandonado.

El director de un centro de Rehabilitación y Adopción de Perros en Bali, Ebony Owens, se enteró del caso de TinTin por una publicación de Facebook, y declaró ante un medio de comunicación que en Indonesia es común que la gente quiera tener un perro de raza pitbull porque son considerados un símbolo de estatus.

“Aquí hay una falta extrema de conciencia acerca del cuidado de estas razas, por lo que la mayoría termina en jaulas de por vida, abandonados y desnutridos”, aseguró. Asimismo, aseguró que en Bali muchos piensan que es correcto mantener a los perros de esta raza en jaulas.

“Lo más probable es que TinTin haya pasado toda su vida tras los barrotes de la jaula sin conocer la libertad”.

Ebony relató que cuando vio la foto de TinTin supo de inmediato que tenía que ayudarlo. “Tuvimos que actuar con rapidez porque no le quedaba mucho tiempo. En ese momento no sabíamos qué le pasaba, todo lo que podíamos hacer era mantener la esperanza”.

Así que Ebony se hizo cargo de él y lo trasladó a otro veterinario para que lo atendiera de emergencia.

“Pensamos que por el estado en el que se encontraba tenía insuficiencia renal o algo muy grave, pero solo era un caso leve de un parásito alojado en su sangre del que las garrapatas son portadoras”.

El principal problema de TinTin era la desnutrición, pero después de dos meses recibiendo amor y cuidados logró recuperarse y transformarse por completo. Fue trasladado a un refugio para que se recupere por completo con la medicación que necesita y una dieta adecuada.

BARC4BaliDogs

“TinTin tiene muchas cosas importantes que aprender y necesita un espacio estable para recuperarse del trauma de vivir en una jaula y en la oscuridad durante meses”, dijo un representante del refugio.

A pesar del maltrato que sufrió, TinTin es cariñoso y agradecido con todos los seres humanos que lo rodean demostrando que la nobleza de los perros es infinita.

En su corazón solo hay espacio para el amor y la gratitud, comparte este inspirador rescate en tus redes.