Si los animales tuvieran la oportunidad de escoger sus dueños, sin duda la suerte de muchos cambiaría drásticamente. Aunque su corazón es tan grande, que a pesar de saber todo lo que van a sufrir, estoy segura que eligirían la misma familia desalmada porque al fin y al cabo es la que les tocó.

Y es que muchas veces no somos capaces de entender cómo esas personas que un día fueron su familia, después deciden abandonarlos en el peor momento de su vida, precisamente cuando más los necesitan. Todos esos años de fidelidad no cuentan para su corazón de piedra.

Es la triste suerte por la que tuvo que pasar Stinger, un perro de raza pitbull, que además de ser sordo, tuvo el desfortunio de ser picado gravemente por abejas.

ADVERTENCIA: Las imágenes pueden herir la sensibilidad de algunas personas

Pero el sufrimiento de su condición especial y del accidente doméstico no fue tan grave, como lo destrozado que quedó su corazón después de que su familia decidiera abandonarlo para siempre.

La condición de Stinger era realmente deplorable… ¡Y así lo dejaron a su suerte!

Afortunadamente, no todo estaba perdido para el pobre Stinger. Tras haber estado en el lugar equivocado, junto a las personas más crueles, un ángel apareció en su vida.

Carri Shipaila, fundadora de la organización de rescate animal LuvnPupz, recibió una llamada de la clínica donde lo habían dejado. Pero la suerte estaba echada y aparentemente poco se podía hacer por Stinger.

“Me llamaron de urgencia de la clínica después de hablar con control de animales y darse cuenta de que tendrían que aplicarle la eutanasia, ya que no podían tratar a un perro en su condición”, dijo Carri.

Please remember, Stinger is only one story in the many pups of Luvnpupz. But he is here and happy and appreciates all of your love and support.

Publicada por Luvnpupz en Miércoles, 21 de septiembre de 2016

Carri dijo que no podía permitir que no se le diera una segunda oportunidad a Stinger después de todo lo que había pasado, el animalito tenía sarna severa y estaba muy por debajo de su peso.

“Corrí al auto y conduje más de una hora a la clínica, cuando lo vi, supe que nos necesitaba, sin importar los costos”.

Fue entonces el inicio de un largo camino de recuperación, del que Carri se hizo cargo personalmente.

Stinger estaba sintiendo muchísimo dolor, y no acertaban a determinar por qué, hasta que descubrieron que además padecía de una enfermedad autoinmune llamada pénfigo, que genera ampollas en la piel y en las mucosas, lo que hace que los ojos, la boca, la nariz y la garganta, terminen totalmente afectados. Eso determinaría que el perrito necesitaría ser medicado por el resto de su vida.

Aunque el panorama era desolador, las ganas de luchar de Stinger permanecían ahí

Después de todos los cuidados extremos, la paciencia, pero sobre todo el amor que recibió en el refugio, Stinger empezó a tener una mejoría impresionante. Y todo gracias a que nunca dejó de luchar.

Toda persona que se acerca a Stinger no se va sin que reciba una caricia suya, Carri dice que es la imagen perfecta de lo que en esencia es su raza.

Después de meses de recuperación, Stinger camina por primera vez… ¡Y parece otro perro!

Stinger's walk

Publicada por Luvnpupz en Jueves, 13 de octubre de 2016

Su piel de repente comenzó a sanar por completo y su dolor parecía haber cedido por completo

Stinger consiguió un hogar de acogida, donde no puede ser más feliz

Pero deberá permanecer ahí para siempre bajo la supervisión del refugio, ya que no es adoptable por los altos costos de su tratamiento.

Facebook

Míralo teniendo una de sus siestas… ¡Nada parece perturbarlo!¡No queda rastro de su triste pasado!

Goodnight from Stinger….. watch his cheek closely and listen very closely. …… love this goofball

Publicada por Luvnpupz en Lunes, 9 de enero de 2017

Es maravilloso ver cómo el poder del amor y la paciencia de un ángel como esta mujer lograron lo imposible en un perro que era candidato seguro a ser sacrificado. Como Stinger, hay muchos perros más que tristemente caen en las familias equivocadas, pero la vida se encarga de darles una segunda oportunidad. ¡Todo esfuerzo vale la pena!

Comparte la grandiosa historia de Stinger para crear conciencia y dile NO al abandono animal.