En algunos países lamentablemente el destino de muchos animales puede ser muy incierto y en muchas ocasiones les espera una muerte segura. Tal es el caso de Indonesia, donde no existen leyes contra la crueldad animal, y debido a eso miles de perros son asesinados cada año porque su carne es apetecible sin recibir ningún tipo de castigo por ese crimen tan atroz.

Solo en Bali se estima que más de 70,000 perros son asesinados por su carne cada año

Así fue cómo un testigo pudo ver que algunos inocentes perros eran llevados en bolsas de plástico por las calles de Tangerang, en una bicicleta. Lo más cruel de la escena es que los perros iban con sus hocicos atados, probablemente para que de ese modo no pudieran defenderse.

Los pobres peludos estaban petrificados del miedo

Los metieron en una especie de mallas que tenían agujeros, pero aun así se les dificultaba mucho la respiración.

Los dos perros estaban siendo transportados por un hombre en su medio habitual de transporte, y lo más triste de todo es que estaban siendo llevados a un restaurante para venderlos. Serían sacrificados en el acto para terminar en un plato de sopa.

Los perros no tenían la más mínima idea de cuál sería su cruel destino

Chisuli Kastumi, una mujer que presenció la aterradora escena publicó las impactantes imágenes en Facebook. Y gracias al poder de las redes sociales, la publicación se volvió viral, al punto que se movilizaron muchas fuerzas para poder rescatar a los perros de su cruel destino.

Los rescatistas llegaron al lugar de los hechos para negociar con los dueños del restaurante y evitar que fueran sacrificados.

Les ofrecieron 36 dólares por los perros a cambio de que no terminaran en un plato de comida

Tan pronto se los entregaron, procedieron a desatarlos y sacarlos de las bolsas. Los pobres pequeños volvieron a respirar una gran bocanada de aire. Pensaron que jamás llegaría ese momento.

Los llevaron a un hogar temporal hasta que pudieran ser atendidos y finalmente ser dados en adopción.

“Es impactante ver a los perros, una especie no humana que ha ayudado voluntariamente a los humanos desde tiempos inmemoriales, tratados como una pieza de madera o roca en Indonesia. Parecen perros enviados para el sacrificio y el consumo”, dijo Peter Li, analista político de la Humane Society International (HSI), en China.

“Es importante que los defensores de los animales en Indonesia defiendan estas almas sin voz. Es importante que exista una legislación contra la crueldad en su lugar o en implementación para prevenir este cruel tratamiento a los perros. El gobierno de Indonesia tiene la responsabilidad de detener comportamientos tan crueles hacia los perros”.

Facebook / Chisuli Kastumi

Es preciso ser miembros activos en la lucha por la erradicación del comercio de carne en todo lugar del planeta donde se trata con tanta crueldad al “mejor amigo del hombre”. Tal como lo hizo Simon Cowell con su valiosa donación para cerrar de una vez por todas las granjas destinadas a la venta de carne de perro.

Todos podemos contribuir con nuestro granito de arena, si quieres ayudar a detener esta matanza en Indonesia, puedes donar aquí.

No te vayas sin compartir esta noticia con tus amigos, todo deben conocer esta barbarie para que tomemos conciencia y actuemos antes de que sea demasiado tarde.