Todos hemos vivido alguna experiencia desagradable en un restaurante, y desde que las redes sociales han adquirido tanto auge la tendencia de compartirla crece más y más.

Las redes se inundan de fotos de platos de comida de todo tipo, desde una hamburguesa hasta el plato más exótico, y los establecimientos y marcas tienden a interactuar con sus consumidores que en algunos casos expresan su conformidad con el servicio y en otros denuncian situaciones que les indignaron. Tal como el caso de una chica que pidió una ensalada vegana y se decepcionó cuando la recibió. 

En esta oportunidad, la publicación de una periodista en su perfil de Twitter sobre la ensalada que pidió se hizo viral. Ella relató su experiencia después de pedir una ensalada César uno de los restaurantes más conocidos y visitados de Buenos Aires, Argentina.

Olivia Goldschmidt pidió la ensalada a través de una aplicación que ofrece servicio de Delivery llamada Glovo y nunca pensó que encontraría entre la lechuga de su ensalada una rana viva. Sí, una rana viva.

“Ojo con pedir en Kansas por Glovo, viene con un cuerpo no invitado”, escribió la periodista en su tweet donde además publicó fotos de la ensalada, de su pedido y de la factura que pagó por un monto de 325 pesos.

Los encargados del restaurante Kansas, especialista en comida norteamericana, manifestaron que estaban sorprendidos y aseguraron que realizan una serie de procesos que impide que ocurra un incidente como ese.

“Cortamos los vegetales dos veces y tenemos mucho cuidado en la elaboración de cada plato”. Asimismo, dijeron a los medios de comunicación locales que habían iniciado una investigación para determinar qué sucedió con el plato de ensalada.

Esperamos que no se repitan errores como estos, pueden tener consecuencias perjudiciales para la salud, incluso a aquellos que le tienen fobia a este tipo de animales les podría dar un paro cardíaco del susto.

La anécdota se ha hecho viral y cientos de personas han comentado el incidente, algunos lo abordaron con humor diciéndole a la periodista que su ensalada vino con su príncipe azul en una versión muy peculiar.

¿Qué te parece? No te vayas sin compartir esta curiosa noticia, cuando te comas una ensalada procura revisarla bien.