El pasado 19 de octubre, Megan Rixson, de 20 años, hizo una cita para que le aplicaran pestañas postizas en un centro de estética en Luton, Bedfordshire, cuyo nombre no ha sido revelado.

El error de Megan fue que, a pesar de que era una costumbre en ella solicitar ese tipo de aplicación de pestañas, decidió cambiar de centro y probar en un lugar nuevo. Pero jamás imaginó que se quedaría sin poder ver durante varias horas, gracias a la peor negligencia tras haberle aplicado las pestañas con el pegamento que se utiliza para las uñas. ¡Es un horror!

“Cuando me aplicaron la primera vez, me empezó a arder y a picar mucho”, reveló Megan.

Pero en lugar de interrumpir el procedimiento, le dijeron que mantuviera los ojos abiertos. Sólo cuando terminó se dio cuenta que algo estaba terriblemente mal, simplemente lagrimeaba mucho, le ardían demasiado y ya no pudo abrirlos más. 

Apenas salió del salón, Megan publicó en su cuenta de Twitter un video de sus ojos llorosos, explicando cómo se sentía: “Este está en llamas, pero este no se abrirá tanto, porque esto es lo más lejos que puedo abrir. No estoy llorando porque esté triste, estoy llorando porque simplemente no puedo parar de hacerlo. Todo está muy borroso”.

Y después escribió un importante mensaje de advertencia para todas sus amigas en las redes sociales:

“¡Niñas, sean muy cuidadosas cuando se coloquen pestañas! Me las hice hoy en algún lugar nuevo y resulta que usaron pegamento de uñas en mis pestañas. Realmente perdí la vista durante 2 horas. Afortunadamente, la hinchazón ha bajado, pero todavía hay mucho dolor. ¡Tengan cuidado!”, escribió Megan.

La joven declaró a los medios que después de recuperar medianamente la vista, regresó al salón ese mismo día para exigir explicaciones sobre la terrible negligencia que habían cometido con ella.

“Cuando mi novio me preguntó qué pegamento usaban, una señora del salón dijo ‘¡eso es para las uñas!'”, dijo completamente en shock, Megan.

Afortunadamente, a Megan no le han quedado daños irreversibles, pero ha querido dejar constancia de su terrible experiencia, especialmente porque pudo haber perdido la vista y con eso no se juega.

Ha aconsejado que siempre que alguien desee aplicarse este tipo de pestañas, exija en el lugar una prueba de reacción al tipo de pegamento que se va a utilizar y se asegure que el que se usa es el adecuado.

Daily Mail

Además, es conveniente pedir recomendaciones del lugar, sobre todo cuando es un centro nuevo, ya que nunca sabes cómo lo harán y si tienen la suficiente profesionalidad para hacerlo a tu gusto.

Afortunadamente, fue un accidente con suerte, pero nadie está excento de ser víctima de negligencias irreversibles. Comparte esta importante información con tus amigas.