Constantemente vemos cómo la intolerancia se hace presente en el mundo, lamentablemente muchos seres humanos no saben reconocer el valor del respeto por las diferencias del otro y suelen actuar con violencia para defender su punto de vista.

No hay derecho de atentar contra la integridad de otra persona solo porque piensa diferente, no hay ninguna justificación para la violencia desatada que ha acabado con la vida de miles de personas tras las guerras por ideologías políticas o religiosas.

En esta oportunidad, la agresión de un profesor universitario en Ciudad de México está causando revuelo en las redes sociales.

El docente fue identificado como Javier Carlos Villarreal Aguilar, y mientras daba una clase en la Universidad del Valle de México (UVM) ofendió verbalmente a un alumno por profesar la religión católica.

Los estudiantes grabaron la escena con sus teléfonos móviles y publicaron los videos a través de las redes sociales, aunque los originales fueron retirados de Facebook, en YouTube todavía se han mantenido algunas pruebas de lo que ocurrió.

Los usuarios de las redes sociales se han mostrado indignados ante la agresión del profesor, uno de ellos cuestionó: “¿En manos de quién dejamos la educación de nuestros hijos?”, acotando que la religión no debería ser un motivo de discriminación.

La Universidad del Valle de México reaccionó ante lo ocurrido y emitió un comunicado el pasado 12 de octubre en el que señaló:

“La Universidad del Valle de México, tuvo conocimiento a través de un video tomado por uno de los estudiantes, que el maestro Javier Carlos Villarreal Aguilar insultó a uno de sus alumnos durante la clase.

Esta conducta es totalmente inaceptable, por lo que el docente no laborará más en esta institución.

También, están analizando la posibilidad de establecer acciones legales en contra del profesor ya que la Universidad no tolerará ninguna falta de respeto a sus alumnos”.

El profesor tuvo que acatar las consecuencias de la institución educativa, y su nombre es reconocido por miles de personas a través de las publicaciones del video en las redes sociales. De no haber sido por las grabaciones de los alumnos no habría pruebas para denunciar la agresión que perpetró contra un estudiante.

Es importante que esto sirva para crear consciencia, necesitamos una sociedad pacífica, tolerante, respetuosa y comprensiva, la manera de construirla es cambiando nuestro entorno. 

Los educadores tienen el poder de influir sobre el comportamiento que adoptarán nuestros jóvenes, ellos deberían asumir el compromiso de transmitir el valor del respeto, y la igualdad.

Comparte esta escena con tus amigos, y recordemos hacer el aporte que esté a nuestro alcance para luchar contra la violencia.