Una tigresa de circo fue asesinada en las calles de París, Francia, después de que el animal escapara generando caos en la ciudad, cortando el tránsito y movilizando a la Policía y Bomberos.

Esta situación anómala será recordada por todos los parisinos durante años.

Los Bomberos recibieron una llamada después de las 4 de la tarde del viernes cuando la gente vio al majestuoso animal vagando por las calles del sudoeste de la capital francesa, corriendo por el puente du Garigliano y en el Distrito 15, al borde del río Siena.

Así estaban los tres tigres en el circo.

Twitter

El circo donde vivía la tigresa está de luto.

La noticia rápidamente se esparció por las redes sociales, por lo que las autoridades de transporte de París consideraron prudente suspender el tránsito en la zona.

“El dueño estaba en shock. Cuando nosotros llegamos el tigre de 200 kilos ya estaba muerto” cuenta Valerian Fuet, jefe de los Bomberos de París, quien estuvo a cargo del operativo que desplegaron por la ciudad luz.

Según los datos oficiales, el hombre le disparó la tigresa en un callejónno estaba en la calle, no había nadie cerca”, se defendió. Luego fue llevado por la Policía para ser interrogado, mientras el cuerpo de la tigresa estaba siendo retirado para practicarle una autopsia.

La tigresa, muerta en el callejón.

La hembra pertenecía al circo Bormann-Moreno, que se preparaba para abrir sus puertas el 3 de diciembre con su nuevo show.

En el video que utilizan para promocionar el circo, y que está en su web oficial, se puede admirar a los tres tigres que tenía el circo.

Al día siguiente, el circo publicó un mensaje sobre el incidente en su página de Facebook

“Perdimos anoche, en condiciones trágicas, a una de nuestras jóvenes tigres hembras. Su nombre era Mevy y tenía 18 meses. Este evento trastornó a nuestra familia y a los habitantes del 15º distrito. Estamos devastados. Entendemos el temor que la fuga de Mevy pudo haber causado y lamentamos profundamente la interrupción causada.

Ayer por la tarde, alrededor de las 18 horas, Eric Bormann, el director del circo y jefe de los tigres, se estaba preparando para limpiar su jaula. Metió a Mevy en una cerradura de seguridad. Fue entonces cuando descubrió que una de las puertas de la cámara estanca, generalmente condenada, estaba abierta de par en par. La tigresa escapó. Eric Bormann primero intentó convencerla y traerla de vuelta. Ante la fuga de la bestia, decidió continuar en la vía pública con el arma que la ley le exige.

El uso de un rifle hipodérmico fue rápidamente descartado, considerado demasiado riesgoso dado el tiempo de acción de este método. Necesitábamos, sobre todo, garantizar la seguridad del público”.

Cuando llegó la Policía, la tigresa ya estaba muerta.

Así retiraban el cuerpo del animal.

La Fundación Brigitte Bardot, creada por la galardonada actriz francesa, famosa por su defensa por los derechos de los animales, expresó su horror ante la muerte de la tigresa y llamó otra vez al Gobierno a prohibir los animales en los circos “Es un milagro que no haya víctimas humanas” alertaron.

Días antes un vecino del circo había publicado una foto de los tigres del circo, tres en total, dentro de una jaula muy pequeña para los tres enormes animales.

Ahora el circo reanudará sus actividades y, según el comunicado continuará “ofreciendo a los niños y adultos la alegría de nuestros números, que son nuestra razón de ser”.

¿Qué piensas de lo que sucedió? ¡Déjanos tu opinión y comparte la nota!