Cuando escuchamos las sirenas de una ambulancia, todos instintivamente hacemos lo necesario para que esta llegue a su destino. Los conductores le dan espacio en las vías para que pasen y los oficiales de tránsito paran el tráfico que pueda interferir y así abrirle las vías, la vida de la persona que lleven en ella o que van a buscar puede depender de segundos. No hay nada que esperar y absolutamente nadie tiene privilegios sobre ellos.

Pero increíblemente parece que no todos lo han entendido de esta manera, pues una ambulancia quedó atascada en el tráfico por negligencia de un oficial.

La ambulancia tenía las luces y la sirena encendida lo que indicaba claramente que estaba en medio de una emergencia, sin embargo, un oficial de tránsito en Perú le impidió seguir su camino. Según Susan Castro, una usuaria de Facebook quien subió el video a las redes esto estaba ocurriendo para darle prioridad a una comitiva oficial donde iba un ministro.

El policía parecía estar ignorando todo lo que ocurría a su alrededor.

Por su parte los transeúntes y los otros conductores se unieron a las sirenas de la ambulancia con gritos y bocinas. Le decían una y otra vez al oficial que le cediera el paso a la ambulancia pero él seguía firme en su postura que a propósito era la errada.

La situación se mantuvo por al menos dos minutos y no parecía terminar pronto.

Finalmente, los transeúntes decidieron tomar acciones y obstaculizaron el paso de la vía por la cual venia la comitiva oficial, de esta manera la ambulancia que se encontraba entre los primeros automóviles pudo continuar su camino para culminar de atender la emergencia ante la que los paramédicos a bordo pudieran encontrarse.

“Todos los que estábamos mirando le pedíamos que diera pase y él ni caso, hasta que nos metimos a la pista”, aseguró la responsable del video.

Facebook / DiarioCorreo

Esto generó indignación entre los habitantes, quienes hicieron fuertes críticas a la Municipalidad y a la Policía de Transito del lugar. Uno de los internautas comentó que le parecía increíble que fuera más importante la comodidad de un Ministro, que la vida de un ser humano o atender una emergencia. Esperamos que la ambulancia haya llegado a tiempo a su destino y no se haya puesto en riesgo la vida de ninguna persona.

Comparte esta historia y que sirva como un llamado a de atención para que la autoridades replanteen las prioridades dentro de su labor.