La mañana del sábado, un acto de valentía protagonizado por una madre y oficial de policía, en las afueras de una escuela privada en Sao Paulo, ha causado revuelo en las redes sociales. Como consecuencia, ha recibido un homenaje público tras haber defendido la vida de un grupo de madres y niños, que fueron apuntados con un arma de fuego por un atracador.

La escuela, en el suburbio de Jardim dos Ipês de la ciudad, iba a ser la sede de una fiesta del Día de la Madre.

Las imágenes de las cámaras de seguridad revelaron el angustiante momento en que el asaltante, identificado como Elivelton Neves Moreira, de 21 años, arremetió contra la multitud con un arma de fuego, en la que había varias familias con niños pequeños.

El bandido, vestido con una chaqueta negra, caminó casualmente y advirtió que era un robo mientras apuntó con un revólver 38 al grupo de madres aterrorizadas, tratando de proteger a sus pequeños.

Pero justo en el momento en el que procedía a atacar a la multitud, otra madre emergió de la muchedumbre, y en un acto de valentía, sacó su propia arma para reducir al sujeto al suelo; se trataba de una oficial de policía, Katia da Silva Sastre, de 42 años, quien se encontraba en ese momento fuera de servicio.

Las imágenes muestran cómo Da Silva Sastre, agente del 4º Batallón de Acciones Especiales de la Policía  de São Paulo, reacciona inmediata y enérgicamente, apuntando y disparando con el arma.

La oficial disparó 3 veces contra el individuo, logrando impactos de bala en su pecho y en su pierna.

Sastre rápidamente se aleja de la línea de fuego y luego se acerca al sospechoso herido que se revuelve en el suelo en agonía pidiendo ayuda. Ella patea su arma antes de levantarla.

Al acercarse al asaltante herido sin dejar de apuntar con su arma, arroja su bolsa a un lado, ordena al sospechoso que se dé la vuelta y lo empuja con el pie boca abajo, luego lo inmoviliza mientras espera que llegue la asistencia médica y el respaldo de las fuerzas.

Más tarde, el sujeto perdió la vida en el hospital, debido a sus heridas.

El hecho corrió como la pólvora en las redes sociales; la oficial de policía ha sido aclamada como heroína por su valentía y fue honrada en una ceremonia por el gobernador de São Paulo Márcio França, este domingo. Así, lo dio a conocer en su cuenta de Twitter:

“Fui hoy temprano al 4° BAEP, en la zona este de São Paulo, para homenajear a una madre muy especial: la cabo Katia Sastre, su coraje y precisión salvaron a madres y niños ayer a la puerta de una escuela”

A pesar del lamentable resultado de la muerte del sujeto, la comunidad no ha dejado de aplaudir su acto valeroso tras haber evitado la pérdida de varias vidas más.

El gobernador le entregó una planta de orquídea púrpura en su estación de policía, como un gesto de gratitud para honrarla precisamente en el Día de la Madre, como se celebraba en Brasil el día de ayer.

Katia es madre de dos niñas, de siete y dos años. Ella ha trabajado en la fuerza durante 20 años y también está casada con un teniente de la policía.

Sastre, que había ido al evento con su hija de siete años, declaró:

“No sabía si iba a dispararle a los niños, a las madres o al guardia de seguridad en la puerta de la escuela. Solo pensé en defender a las madres, a los niños, a mi propia vida y la de mi hija”.

“Tuve que actuar rápidamente para poner fin a su agresión y evitar que le hiciera daño a alguien”.

“El arma del sospechoso disparó una vez, pero no se sabe si fue antes de que Katia disparara o no”, dijo por su parte André Alves, teniente de la policía militar y esposo de Sastre.

Fuentes revelaron que de los 3 disparos, 2 fueron fallidos: uno se atascó en el arma, y otro rebotó al suelo; sin embargo, el tercero llegó directamente al cuerpo del agresor.

“Ella actuó con tanta precisión, tan perfectamente, y con tanta valentía, que decidimos honrarla”, dijo el gobernador.

“Empujó a los niños fuera del camino y se acercó al ladrón. Ella dispara, el hombre dispara, el sujeto intenta dispararle a la pierna. Ella lo inmoviliza y llama a Servicios de emergencia. Fue un procedimiento perfecto desde un punto de vista técnico”, dijo la secretaria de seguridad pública, Maggie Alves.

Twitter / Daily Mail

Sin embargo, el gobernador lamentó el resultado final:

“No es ideal que el sospechoso haya muerto. Hubiéramos preferido que esto no hubiera sucedido. Pero es una advertencia para aquellos que toman un arma de fuego que podrían ser asesinados porque nuestros profesionales de seguridad están bien entrenados para proteger al público”, concluyó.

¿Qué opinas del proceder de esta valiente oficial de policía al defender la vida de madres y niños? ¿Crees que debía haber disparado a quemarropa? Déjanos saber tu opinión y comparte esta noticia.