Demostrando que puede ser capaz de superar cada una de sus acciones precedentes, el presidente filipino Rodrigo Duterte, levanta nuevamente airadas protestas en su contra, en su país y a nivel mundial, al afirmar que los soldados deberían combatir a las mujeres guerrilleras de una organización comunista considerada como terrorista disparándoles en la vagina y de esta manera dejándolas inútiles.

Al pronunciar un discurso ante las tropas de antiguos soldados del Nuevo Ejército del Pueblo en el Palacio De Malacañang, residencia oficial del mandatario filipino, el mismo instó a los soldados a no matar a las mujeres con las que se enfrentaran, sino que les dispararan a la vagina ya que sin ella son inútiles.

Anteriormente declaraciones suyas habían desatado fuertes polémicas pues, justificando crímenes de guerra, había expresado que los soldados podían abusar sexualmente de “hasta tres” mujeres sin que ello constituyese delito.

Igualmente se expresó con un supuesto tono jocoso sobre la posibilidad de que la Miss Universo 2015 de nacionalidad filipina, Pía Romero, pudiera ser violada. Como si esto fuera poco, Duterte propuso ofrecer 42 vírgenes a cada turista que visitara Filipinas, como una forma de incentivar dicha actividad.

En vista de que las reacciones adversas no se hicieron esperar, el portavoz del gobierno, Harry Roque, tuvo que realizar una especie de rectificación, haciendo ver que la opinión expresada por el presidente había sido realizada en un tono jocoso y que las organizaciones feministas se lo habían tomado demasiado en serio, demostrando su poco sentido del humor.

No obstante, el partido feminista Gabriela, apoyado en organizaciones internacionales como Human Right Watch y otras ONG’s de gran relevancia, condenaron de manera contundente el discurso presidencial pues incentiva la discriminación y la violencia de género, fomentando su impunidad.

Previamente, otros sucesos habían evidenciado el carácter polémico y aparentemente visceral de las acciones tomadas por el Primer Mandatario como cuando recientemente ordenó la destrucción de vehículos propiedad de evasores de impuestos. Apenas estrenado en el poder, manifestó que “no le importaban los derechos humanos con tal de acabar con el crimen y las drogas”.

Tele Cinco / Proceso

Este episodio confirma la dudosa reputación del gobernante de 72 años, quien ejerce el poder en el país asiático desde el año 2016 y que además de ser un mujeriego reconocido, se ha destacado por sus comentarios sexistas, fuera de lugar y despectivos hacia las mujeres; con lo cual no solo violenta los principios de igualdad, sino que también demuestra su desprecio por las leyes y derechos fundamentales, esto nos dice mucho sobre su “calidad” humana.

Haz eco de esta noticia en las redes, hay que denunciar la violencia.