El Príncipe William se encuentra actualmente en una gira fuera de Palacio, por el Medio Oriente; pero en esta ocasión, su esposa Kate Middleton, lamentó no haber podido acompañarlo, ya que se encuentra de baja por maternidad, tras haber dado a luz al pequeño Louis.

Aunque Kate manifestó su tristeza por tener que estar separada de su marido en estos días, el Príncipe William la llevó consigo en el corazón, y una vez más la sorprendió con el más tierno detalle, recreando una foto de su infancia.

El Príncipe William se encontraba visitando un sitio arqueológico de Jerash, una ciudad del siglo I que alberga los restos romanos más grandes de la región mediterránea y una de las mayores atracciones turísticas de Jordania. Y decidió tomarse una foto en el mismo lugar donde ella lo hizo cuando tenía cuatro años. ¡Un grandioso detalle que solo quien ama de verdad sabe lo que significa!

El Palacio de Kensington publicó la foto de William junto a la de Kate y su hermana Pippa Middleton, en su cuenta de oficial de Twitter.

“El Duque de Cambridge visita Jerash, el mismo sitio que visitó la Duquesa de Cambridge, de 4 años, con su hermana y su padre cuando la familia vivía en Jordania”, fue la publicación de Palacio.

Treinta y tres años después los restos romanos de la ciudad del siglo I son tan sorprendentes, como el hecho de que una niña pequeña se convirtió en toda una duquesa con un príncipe británico como marido.

Para Kate haber estado allí significaba mucho, por eso se lamentó tanto de no poder hacer ese viaje. Había vivido durante 3 años en Jordania con su familia porque su padre Michael trabajaba para British Airways en Amman, y los recuerdos de esos primeros años cobraban especial vida ahora que su marido tenía que emprender esa gira.

William fue escoltado allí por el príncipe heredero Hussein de Jordan, de 23 años, y cuando llegaron al lugar exacto en el que Kate y su familia habían posado para una fotografía, se colocó frente a ellos una gran versión de la foto original, lo que hizo que William bromeara diciendo que él y su esposa indiscutiblemente “tendrán que traer a sus hijos la próxima vez que visiten el país.”

El duque de Cambridge y el príncipe heredero fueron fotografiados por refugiados sirios que participaron en un taller de fotografía en Jerash, Jordania.

En una fiesta poco después de su llegada a Jordania el domingo por la noche, William notó cuántas experiencias se estaba perdiendo Kate del viaje.

Ella “lamenta mucho no poder estar aquí conmigo por el reciente nacimiento de nuestro hijo Louis, el pasado 23 de abril, pero su familia recuerda muy cariñosamente los casi tres años que pasó aquí cuando era niña”, dijo el Príncipe.

En el sitio arqueológico, William además asistió a una celebración para los jóvenes que se benefician de la organización Makani. Es una obra de caridad que trabaja con decenas de niños de entornos desfavorecidos, especialmente los de las comunidades de refugiados.

El Príncipe William se reunió con niños refugiados sirios que se benefician del programa Makani de Unicef, que ofrece apoyo psicológico para padres e hijos.

Nos encanta conocer estos detalles de la familia británica, que habla mucho del legado que Lady Di dejó en el corazón de sus hijos, y desde allá arriba estará orgullosa de verlos convertidos en adultos maduros, sensibles, solidarios… ¡Y románticos!

¿Qué opinas del detalle que tuvo el Príncipe William con su esposa? Compártelo en tus redes.