Si todas las personas que tienen a cargo el cuidado de los niños supieran reconocer la importancia de ofrecerles el respeto y el amor que se merecen tendríamos ese mundo de paz que tanto anhelamos.

Pero lamentablemente, son muchos los que se aprovechan de la vulnerabilidad de los niños para agredirlos sin piedad sin tomar en cuenta sus derechos ni su compromiso por velar por su bienestar físico y emocional.

Las cámaras de seguridad de la Asociación Civil e Instituto para la Atención del Autismo y desórdenes del Desarrollo, un centro dedicado al cuidado de los niños que padecen autismo, está ubicado en la localidad mexicana de Toluca captaron cómo una profesora agredió a un niño de 7 años con autismo.

La madre del menor decidió inscribirlo en esa escuela para intentar que mejorara sus dificultades ya que padece trastornos psicomotores y disfasia del lenguaje. Ella relató a los medios de comunicación locales que el día de la agresión pudo escuchar el llanto de su hijo en el colegio.

Lo encontró completamente aterrado y de inmediato supo que algo había pasado, su hijo no era capaz de hablar para expresar su malestar así que ella solicitó al personal del centro que revisaran las cámaras de seguridad.

Finalmente encontraron un vídeo que muestra cómo la profesora atenta contra su alumno de una forma cruel. Las escenas fueron compartidas en las redes sociales y causaron la indignación de miles de personas que condenaron este acto de maltrato.

Se pudo conocer que el caso se ha puesto en manos de la Fiscalía, mientras que el centro educativo manifestó en un comunicado que la profesora fue despedida tras identificarla en el vídeo.

Además, comentaron que trabajó con ellos durante cinco años y hasta entonces no habían recibido ninguna queja sobre su desempeño.

A pesar del incidente, alegan que muchos padres rechazaron su despido y solicitan que vuelva porque sus hijos han progresado con su gestión.

¿Qué te parece? La violencia nunca debería ser un mecanismo para resolver los problemas. ¡Comparte este polémico caso!