Cada vez más mujeres se animan a denunciar a los hombres que tienen conductas abusivas y las acosan, poniendo en peligro sus vidas con amenazas por el sólo hecho de no querer seguir en una relación enfermiza.

Este es el caso de una joven de Colegiales, Ciudad de Buenos Aires, Argentina, que publicó los chats y audios de su ex novio, que la maltrató durante seis meses y que siguió acosándola a pesar de que ella cortó la relación.

Los mensajes de chat muestran la violencia del joven.

Además, después de la denuncia, la madre del joven también la amenazó, pero recibió el apoyo de otras mujeres que habían sido maltratadas por el joven.

Stephanie Calo, de 24 años, realizó la denuncia a la Policía además de publicar los mensajes, por lo que tiene un botón antipánico y un juez le colocó una orden de restricción perimetral al joven de 22 años que la acosa constantemente. El hombre también fue denunciado por otras mujeres.

El caso se conoció a través del diario argentino Crónica, que publicó los chats y audios del acosador.

Ella intentó que no continuara la agresión, pero fue imposible.

Según contó Stephanie al diario, no recuerda en qué momento el joven comenzó a enojarse de esa manera, pero que lo hacía porque se tardaba en contestarle un mensaje, o porque no le gustaba cómo se vestía y por otras situaciones que no tenían sentido.

Además contó que en una ocasión, su ex la encerró con el auto en la acera para que ella no se fuera tras una discusión y casi la atropella. También confesó que el agresor le pegó una trompada a uno de sus amigos porque los encontró merendando en un bar, después de buscarlos por todos los restaurantes del barrio.

Los chats muestran la agresividad fuera de control del joven, que no paró de acosarla por mensajes de WhatsApp y cuando ella lo bloqueó, continuó por mensajes de texto.

Cuando lo bloqueó por WhatsApp, siguió por mensajes de texto.

Las ex parejas también le contaron que habían sido golpeadas y maltratadas durante el tiempo que estuvieron con él. Incluso una de ellas tiene el tabique desviado por causa de un cabezazo que el joven le propinó. 

Además de comunicarse con las ex parejas, Stephanie lo hizo también con la madre del joven, quien aseguró estar al tanto del comportamiento de su hijo, por lo que lo echó de la vivienda que compartía.

Esta es una de las conversaciones que mantuvieron.

Si bien prometió hacer todo lo posible para detenerlo, e incluso internarlo, la madre fue amenazante y le dijo que podía inventar “algo” sobre ella si lo escrachaba: ”No ganás nada con un escrache, no lo ayudás, sólo lo enterrás. Si se va del país no lo voy a poder ayudar”, agregó.

Los mensajes son parte de la denuncia policial.

A fines de diciembre de 2017, cuando aún eran pareja, el agresor chocó con su auto manejando alcoholizado, causándole heridas a Stephanie, que fue operada de la mano.

El joven fue a visitarla al hospital y abusó de ella cuando estaba saliendo de la anestesia. “Yo conté lo que pasó a la policía. Allí me dijeron que fue abuso sexual”, dijo, fue ahí que radicó la denuncia en la Oficina de Violencia Doméstica.

La joven tiene un botón antipánico para denunciarlo si el joven se acerca a ella o su casa.

Diario Crónica

Stephanie cree que su vida sigue en peligro, mientras tanto, la Justicia sólo le ha otorgado la restricción de alejamiento al agresor.

¿Qué piensas de este caso? Danos tu opinión y comparte la noticia.