Es impactante la manera en la que en un segundo toda tu vida puede cambiar por completo, ya sea por suerte, destino o casualidad. Esta noticia demuestra lo dolorosa e injusta que puede ser la vida dejando varios inocentes perjudicados.

Hace poco se hizo viral un doloroso vídeo que muestra la colisión de una furgoneta Mercedes que se desvió del camino y llegó a impactar de frente contra el coche donde viajaban cuatro miembros de una familia.

La familia del coche sufrió severos daños, los más lesionados resultaron ser los padres, Adrian y Rebecca.

Eran una familia de Bristol que viajaban en un automóvil Seat Leon hacia el norte en la M5 entre la intersección 14 y 15, cerca de Thornbury, South Gloucestershire, el 16 de septiembre de 2017.

Ese día, Rebecca Mitchell, una doctora de 42 años de edad, fue llevada de urgencia al hospital con lesiones que amenazaban su vida después del trágico accidente. Mientras que su pareja, Adrian Beaumont, de 46 años de edad, murió en el lugar, en el momento en que la furgoneta embistió al coche.

Junto a los esposos viajaban también sus pequeños, un niño de 12 años y una niña de 10 años. Los menores también resultaron gravemente heridos en el choque; pero afortunadamente, después de tres días en observación, los niños se encontraban fuera de peligro.

Los pequeños fueron llevados con sus familiares, su padre había muerto y su madre aún estaba en estado crítico; pero los Mitchell recuperaron la esperanza cuando, después de un mes, Rebecca logró tener una condición estable.

Lamentablemente, después de 7 meses exactos del accidente y de la muerte de su esposo, Rebecca Mitchell murió, dejando a sus dos hijos huérfanos.

Podemos confirmar que Rebecca Mitchell murió como consecuencia de las heridas que sufrió por el accidente”, dijo un portavoz de la policía de la ciudad de Avon y Somerset.

“Rebecca fue una colega muy valorada que tocó las vidas de muchos durante sus 12 años al servicio de la gente de Bristol”, dijo una colega de Rebecca, Jenny Theed, quien es directora de operaciones y enfermería del hospital de Bristol.

Todos extrañaremos su abrumadora voluntad de hacer todo lo que estuviera a su alcance para apoyar a las familias bajo nuestro cuidado, la calidez y el respeto que mostró a sus colegas, su sonrisa y su generosidad inagotable”, agregó la colega.

El trágico accidente también causó el fallecimiento de los miembros de la familia que viajaba en la furgoneta, ocasionándole una muerte instantánea a Richard Henry Evans, de 66 años de edad, su esposa Elaine de 62 años de edad, a su anciana madre, Audrey Hodge de 84 años de edad, y al perro de la familia.

Daily Mail / Mirror

Sin duda, la vida es una serie de ocurrencias inesperadas y es por ello que debemos vivirla al máximo, aprendiendo de los errores del pasado y siendo solidarios con el mundo.

Esperemos que los niños Mitchell se encuentren bien y puedan superar esta desafortunada escena con fortaleza y el apoyo de sus familiares. Compartamos un mensaje de reflexión y de solidaridad.