Meghan Markle, como nueva duquesa de Sussex que es, ha tenido que ir incorporando poco a poco ciertas normas del protocolo real, que desde luego le han tomado por sorpresa.

Las normas que tiene que cumplir como un miembro más de la familia del príncipe Harry, su esposo, van desde la vestimenta, la etiqueta, los alimentos que debe y no debe comer, los saludos, las reverencias, hasta a quién debe ceder el paso en determinados eventos.

Sin embargo, conforme pasan los días y va asimilando paulatinamente cómo debe ser su manera de comportarse tanto al interior de Palacio, como en los diferentes compromisos a los que tiene que asistir, un nuevo detalle seguramente le ha tomado por sorpresa.

Se trata de que ahora en adelante, como duquesa de Sussex, en cualquier acto oficial deberá hacer una reverencia y caminar dos pasos detrás de Kate Middleton, su cuñada y duquesa de Cambridge.

A pesar de que ambas llevan el mismo título, la diferencia del lugar que ocupan es sustancial, según declaró un experto real.

Kate ocuparía un lugar más arriba dentro de la categoría real debido a que su esposo, el príncipe William, es el segundo en la fila del trono y por su lado, sus hijos, el príncipe George, la princesa Charlotte y el príncipe Louis son tercero, cuarto y quinto, respectivamente, en la fila de sucesión después de su padre. 1

Tal línea de sucesión indicaría que algún día Kate Middleton será reina, mientras que a Meghan no le correspondería serlo.

Y dado que el príncipe Harry es inferior en las filas reales, el sexto en la línea al trono específicamente, Meghan tendrá la obligación de realizar siempre una reverencia ante Kate y caminar dos pasos detrás de ella cuando esté directamente a sus espaldas.

Y esta regla, considerada por la mayoría como absurda, ya la ha tenido que cumplir en el clasico desfile Trooping The Colour, en el que aparecieron ambas en el balcón del palacio de Buckingham.

La duquesa de Sussex siempre permaneció de espaldas a Kate, como si de su sombra se tratase.

En el balcón se le pudo ver detrás de Kate y junto a su marido. La diferencia de rango quedó evidente cuando Kate tenía que girarse completamente para poder dirigirle unas palabras a su cuñada. Mientras que Meghan permaneció al lado de su marido.

Sin embargo, es una regla que no sólo la deben cumplir Harry y Meghan; por su parte, el príncipe William y su esposa Kate, deben guardar la misma distancia y la misma reverencia ante el príncipe Carlos, quien es el siguiente en la línea sucesoria del trono, y su esposa Camila, duquesa de Cornwall.

Instagram / Youtube

De la misma manera, a cada miembro de la familia real se le exige una reverencia ante aquel que ocupe un rango de mayor importancia en relación a la línea sucesoria al trono. Y en esto están también incluidos tanto los pequeños George, Charlotte y ahora Louis, y lo estarán en los sucesivo los futuros hijos de Harry y Meghan.

Para muchos de los amantes de la familia real, que no entienden de protocolos, sin embargo, les ha parecido una regla sin sentido para el caso de Meghan. Ya que siendo ambas duquesas, y casadas con príncipes las dos, no encuentran la razón por la que Meghan tenga que guardar esa distancia con su cuñada. Pero esto es lo que tiene ser parte de una familia real.

Déjanos saber qué opinas de esta nueva regla que tendrá que cumplir Meghan y compártelo con tus amigos. ¿Crees que ella estaba totalmente consciente de lo que tendría que asumir al casarse con un príncipe?