Cada año nos tenemos que enfrentar a terribles desenlaces a causa del acoso entre adolescentes, esto lleva por nombre “bullying” en esta práctica un grupo de jóvenes se ensañan con una sola persona, en la mayoría de los casos no miden el daño que pueden llegar a causar. Se puede considerar un juego de niños, pero las consecuencias pueden ser fatales.

La historia de Rehtaeh Parsons, una chica de Nova Scotia, Canadá va más allá de un caso de “bullying”, ella también tuvo que sufrir el acoso sexual.

En 2011, ella fue a una fiesta con sus amigos todo terminó saliéndose de control y ella terminó siendo violada por cuatros niños de su escuela, en el proceso le tomaron fotografías, no solo la agredieron física y sexualmente sino que se dedicaron a destrozar su reputación. Las fotografías comenzaron a ser distribuidas y las miradas de reproche de toda la escuela comenzaron a llegar.

El día de su violación, Rehtaeh volvió a casa y por vergüenza no le contó nada a sus padres.

No fue hasta varios días después de los hechos que ella rompió en llanto y le contó la terrible historia a su madre Leah Parsons, quien inmediatamente intentó ayudarla llevándola al hospital y haciendo la denuncia pertinente en la policía. Lamentablemente, habían pasado muchos días y no había pruebas suficientes, por lo que el caso se cerró.

En la fotografía tampoco se podía identificar a nadie más que a Rehtaeh, entonces Leah fue al Cole Harbor District High School, institución donde estudiaba su hija, para hablar con las autoridades de la institución pero nuevamente fue ignorada, a pesar de que con las fotografías se podía iniciar una investigación por pornografía infantil, nadie hizo nada.

Ni un solo chico fue interrogado por el crimen contra de esta chica.

Mientras su madre intentaba pedir justicia, Rehtaeh de tan solo 15 años tenía que enfrentarse a diario a la burla y el acoso sexual de todos los estudiantes. A diario le llegaban mensajes de texto de chicos pidiéndole sexo y de chicas etiquetándola de “puta”, la situación era insostenible para una chica de su edad.

Sus amigos le dieron la espalda y ella terminó estando completamente aislada en el colegio.

Segun, Leah todo se había vuelto en su contra y nada se detenía, así que tuvieron que tomar una decisión radical. Ellos se mudaron a Halifax, donde la admitieron en una nueva escuela y podía hacer nuevos amigos. Rehtaeh comenzó a ir a terapia y las cosas parecían estar mejorando pero su estado de ánimo seguía siendo muy inestable.

Esta chica tenía ya dos años de sufrimiento y rechazo, era muy joven a esa edad es algo realmente difícil de manejar.

Finalmente, en 2013 teniendo 17 años Rehtaeh atentó contra su vida, ella intentó ahorcarse en el baño de su casa cuando su madre se encontraba afuera. Al llegar, su madre la encontró aún viva pero con daño cerebral severo, después de algunas semanas Leah y su esposo tuvieron que tomar la difícil decisión de desconectarla, pues las posibilidades de recuperación eran nulas.

La última publicación en las redes sociales de Rehtaeh fue una frase el 3 de marzo que decía, “Al final, no recordaremos las palabras de nuestros enemigos, sino el silencio de nuestros amigos”.

Ella no solo fue víctima del acoso, ella fue violada una y otra vez después de su violación física, además tuvo que sufrir el rechazo o la indiferencia de quienes ella había considerados sus amigos de la infancia.

Rehtaeh murió sintiéndose abusada y abandonada, es un final muy triste para cualquier persona.

DailyMail / Facebook

El subdirector de Cole Harbor District High School, Barrett Khan, dijo que no tenía nada que decir con respecto a la muerte de Rehtaeh ya que ella había dejado de ser alumna de su institución desde hace un año.

Sin embargo, a pesar de todo el sufrimiento y el silencio de las autoridades con el caso de Rehtaeh, Liah sigue luchando porque el caso de su hija no sea olvidado y para que otros chicos no tengan que vivir lo mismo. De hecho, recientemente hizo una publicación el Facebook, anunció que pronto saldrá un documental sobre la experiencia de Rehtaeh.

Comparte esta terrible historia, de esta manera puedes ayudar para que el recuerdo de Rehtaeh siga vivo, aunque su caso no fue resuelto no debe ser olvidado.