A Gessica Notaro, una presentadora de televisión, finalista de Miss Italia y entrenadora de delfines, su ex novio, Jorge Edson Tavares, le arruinó la vida, después de que derramara una botella de ácido en su rostro por haber roto con él.

Tavares fue condenado a 18 años de prisión tras el brutal ataque en enero del año pasado, pero tras una apelación su pena ha sido reducida a 15 años.

El guardaespaldas de 30 años vació una botella entera de ácido en su cara después de abalanzarse sobre la joven de 29 años detrás de un automóvil estacionado tras meses de amenazas y hostigamiento.

Gessica después del terrible ataque con ácido.

Gessica no pudo regresar a su trabajo principal como entrenadora de leones marinos en un dolfinario durante meses después del ataque, ya que no podía entrar al agua.

La aspirante a cantante y modelo conoció a Tavares, que es de Cabo Verde, tres años antes del ataque cuando ambos trabajaban en un acuario de delfines en su ciudad natal de Rimini, en la costa adriática de Italia.

El abogado de Gessica, Alberto Alessi, instó a la corte a no rebajar la pena de 18 años de cárcel, sin embargo dijo que su cliente estaba contento con el veredicto, según revelaron los medios locales. “Gessica está satisfecha desde un punto de vista humano y yo desde un punto de vista judicial”, declaró Alessi.

Las declaraciones de Gessica han dejado atónitos a las miles de personas que han seguido su historia. A pesar de toda la tortura a la que fue sometida por Tavares, ella ha insisitido en que era un novio modelo y que sólo después de que se separaron fue que se puso celoso y comenzó a acosarla.

“Tavares fue el mayor amor de mi vida, a pesar de las traiciones y dificultades en la relación debido a su actitud. Cuando empecé a ver las cosas con claridad, gané fuerzas y decidí dejarlas”, dijo Gessica.

Un mes antes del ataque, él la había amenazado con bañarla con el ácido que se almacena en el acuario para limpiar los filtros.

Gessica, por su parte, estaba tana afectada, que llegó a decirles a sus colegas que estaba pensando en ponerse un casco porque tenía miedo de caminar hasta su casa.

Después del incidente, Gessica publicó una selfi de su rostro con las marcas, después de lo cual su historia se hizo viral e inlcuso fue invitada a varios programas de televisión para contar su experiencia al mundo.

Gessica quedó con graves lesiones que le cambiaron la vida radicalmente, pudo someterse a varias operaciones para reconstruir su rostro pero ahora lleva un parche sobre su ojo izquierdo que quedó con daños irreversibles.

Después de que pudo recuperarse física y emocionalmente, Gessica se armó de valentía y acudió a la policía con pruebas que constataban el maltrato, incluidos los mensajes de amenaza de WhatsApp de Tavares. Pero las autoridades simplemente respondieron con una orden de alejamiento para el ex novio de Gessica.

En un intento de rehacer su vida, ella inició una nueva relación, pero entonces Tavares continuó amenazándola con más fuerza, por lo que decidió quedarse soltera, temiendo por su seguridad y la de cualquier futuro novio.

El día del ataque cuando, salió de su auto, estaba de detrás de un vehículo estacionado y le tendió una emboscada, lanzando la corrosiva sustancia clorhídrica cuando regresaba a casa después de una noche con amigos.

“Creo que estuvo escondido detrás de otros autos, debió haberse arrastrado por el suelo hasta llegar al mío, tan pronto como saqué la cabeza por la ventana, lo vi venir hacia mí desde la parte trasera del auto y arrojarme el ácido”, dijo Gessica en su momento.

“Sentí el plástico de la botella en mi cara. Levantó el brazo para asegurarse de que vació la botella por completo y no dejó una gota. Me ardía la cara y al instante empecé a perder la vista”, continuó.

Gessica, al relatar su historia, recuerda el terror que sintió al darse cuenta que conforme más pasaba el tiempo, el ácido corroería más su cara, por lo que trató de encontrar la manera más rápida de llegar al hospital para pedir ayuda.

Así era Gessica antes del ataque, y un desalmado le robó la esperanza.

Daily Mail

A partir del ataque, Gessica no ha denjado de pronunciarse sobre la violencia contra las mujeres y se ha convertido en una celebridad de la televisión.

Es increíble que en pleno siglo XXI todavía las mujeres tengan que ser víctimas de episodios tan violentos que arruinan su vida para siempre. Y que la justicia sea benévola con los desalmados que deberían estar tras las rejas de por vida, es algo inadmisible.

Comparte esta noticia con todos tus amigos ara crear conciencia