Durante la madrugada del pasado miércoles hallaron a Inés Zorreguieta, la hermana menor de la reina Máxima de los Países Bajos sin vida en el interior de su residencia en Buenos Aires, en el barrio Almagro.

Fue María del Carmen Cerruti, la propia madre de Inés la que encontró su cuerpo inerte.

Inés tenía 32 años y padecía problemas de depresión, siempre había estado muy unida a su hermana mayor. Era la madrina de la hija menor de Máxima.

Estudió psicología en la Universidad de Belgrano y después se dedicó a trabajar en la ONU en Panamá. Inés trabajaba en el Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales de la Presidencia de la Nación, también ocupó un cargo en el Ministerio de Desarrollo Social del gobierno de Buenos Aires.

Desde que asumió el cargo se convirtió en blanco de fuertes críticas de quienes cuestionaban si estaba calificada para desempeñar ese rol.

Los medios de comunicación han reseñado que la causa de la muerte de la joven podría ser el suicidio, un vocero del gobierno neerlandés declaró que: “Confirmamos que Inés Zorreguieta, hermana de la Reina Máxima de los Países Bajos murió el miércoles en la noche. Se presume que ha sido un suicidio”.

En Argentina miles de personas se han conmovido por la trágica noticia que recuerda cuando hace 11 años la reina Letizia Ortiz, quien para entonces era princesa de Asturias, perdió a su hermana menor en las mismas circunstancias.

El 07 de febrero de 2007 hallaron el cuerpo de Erika Ortiz, hermana menor de la reina de España en su residencia en Madrid.

Ella tenía 31 años y dejó una hija de seis años, su familia quedó devastada por la muerte. Aunque no se dieron a conocer oficialmente las causas se presume que se trató de un suicidio por depresión.

Algunos medios españoles alegaron que no pudo soportar la presión mediática que hubo sobre ella y su familia después de la boda entre su hermana y el actual rey de España.

Para la reina Máxima no es la primera vez que enfrenta la pérdida de un familiar cercano, en 2017 falleció su padre quien era empresario y ex funcionario de la última dictadura militar en Holanda tras perder la lucha contra el cáncer.

La Casa Real de Holanda comunicó la noticia del fallecimiento de Inés asegurando que la reina estaba completamente conmocionada y desolada.

Según algunos medios locales, la hermana menor de la reina sufría trastornos alimenticios y depresiones, le apasionaba la música y solía cantar mientras tocaba guitarra.

Una noticia lamentable para la realeza, compartamos un mensaje solidario.