Una pareja residente en Ohio, Estados Unidos, se convirtió en el ángel guardián de un pequeño niño, al que pudieron rescatar de un automóvil estacionado en Canton, en el que se encontraba encerrado a elevadas temperaturas. Esto, mientras sus padres yacían en el suelo completamente drogados.

Las escenas que Eric Asher y su novia tuvieron que presenciar fueron de terror. Y en un afán por crear conciencia se valió de su red social para difundir las impactantes imágenes. Sin embargo, tuvieron que enfrentarse a críticas de los usuarios, que les parecieron que lo hizo para conseguir que la gente le diera un “me gusta” a sus imágenes.

Por su parte, Eric simplemente dijo que cumplía con su deber de aleccionar al mundo sobre la gravedad de las drogas, y en lo que puede acabar un adicto, hasta el mundo de poner en peligro la vida de un hijo.

“Estábamos conduciendo por la carretera y miré hacia la derecha y vi al hombre y a la mujer tumbados en el suelo”, dijo Eric.

Enseguida se percataron de la presencia de un bebé en el asiento trasero y lo sacaron tan rápido como pudieron.

“el niño estaba cubierto de sudor. Nosotros le dimos agua, esa era nuestra prioridad”.

Asher, de 43 años, dijo que probablemente la pareja estaba sufriendo una sobredosis y no reveló la identidad de los padres del pequeño.

“La única razón por la que publicamos esas imágenes fue para crear conciencia”, dijo Asher. “Tengo familiares y amigos muriendo como todos a diario por esta epidemia. Solo queríamos que las personas estuvieran al tanto de lo que estaba pasando en nuestra comunidad. No esperábamos que se volviera viral”.

Ambos padres fueron acusados ​​de poner en peligro al bebé y liberados bajo fianza, según indicaron más tarde los registros judiciales, pero la policía no emitió ningún comunicado al respecto.

La pareja había consumido una dosis alta de heroína, por lo que habían perdido el conocimiento, dejando a su bebé dentro del vehículo a más de 32 grados centígrados.

Más adelante, la madre del niño se puso en contacto con Asher para agradecerle por haber salvado la vida a su hijo.  Aprovechó para explicarle que ellos habían permanecido una larga temporada (2 años) sin consumir drogas antes del incidente, pero que les habían dejado de administrar las medicinas que les proporcionaba el gobierno, y habían vuelto a recaer.

También la madre le contó que el pequeño ahora permanece bajo la custodia de otro familiar, mientras ellos tratan de buscar otro tipo de ayuda para salir de su adicción.

Asher, quien también es padre de un niño pequeño, dijo que está contento de haber estado en el “lugar correcto en el momento correcto”.

Facebook / Eric Asher

Y aunque ha sido ampliamente criticado en las redes por haber compartido las imágenes, ha instado a sus seguidores a través de una publicación a apoyarlo en una campaña de recolección de fondos en la página “Facing addiction“, para ayudar a las personas que se enfrentan al calvario de la drogadicción.

Esperamos que esta noticia tenga la repercusión que merece para crear conciencia sobre la gravedad de las adicciones. Compártelo en tus redes.