La Policía Municipal de Madrid interceptó a un grupo de personas que quemaba a erizos vivos en barbacoas portátiles de gas en la calle Besolla del barrio Pan Bendito. Fue un hallazgo aterrador que ha causado conmoción en las redes.

El pasado jueves después de las tres de la tarde los agentes se acercaron al lugar tras ser alertados de lo que sucedía, hallaron una caja que contenía 12 erizos vivos y una barbacoa portátil en un banco donde yacían cuatro erizos quemados fallecidos. Además, hallaron tres barbacoas pequeñas y un soplete.

Cuando los autores del acto de maltrato notaron la presencia de los agentes de la policía huyeron del lugar.

Los policías trasladaron a los animales rescatados al Centro de Recuperación de Animales Silvestres (CRAS) en Tres Cantos para que recibieran los cuidados necesarios y fueron sometidos a una evaluación médica. Mientras que los cuatro erizos fallecidos fueron retirados del lugar por el Selur.

Actualmente están realizando las investigaciones pertinentes para dar con el paradero de los autores del crimen.

A través de una publicación en su cuenta de Twitter informaron sobre lo sucedido.

Muchos animalistas y usuarios de las redes sociales se han manifestado al respecto condenando el brutal acto de maltrato que acabó con la vida de los cuatro erizos bajo una horrible tortura.

Los investigadores harán el seguimiento del caso para dar con los responsables, algunos alegan que quienes son capaces de atentar así contra la vida de unos pequeños animales representan un grave peligro para la sociedad y podrían agredir sin contemplación a seres humanos.

Afortunadamente alguien denunció el acto de crueldad animal y la policía logró rescatar a los doce erizos que sobrevivieron. Es muy importante permanecer alertas a nuestro alrededor y sobre todo denunciar ante cualquier sospecha de maltrato.

LV

La impunidad es la peor enemiga en la lucha contra el maltrato, tiene que haber justicia para que los agresores no puedan seguir atacando a seres inocentes que no tienen voz para defenderse.

Esperamos que los autores de esta quema paguen por su crimen, es lamentable que se sigan produciendo delitos de este tipo en los que personas sin escrúpulos torturan a los animales para complacer los deseos asociados a los trastornos que padecen.

Nunca será suficiente la promoción del valor del respeto y la empatía en nuestra sociedad para prevenir que los más vulnerables sean atacados. Comparte esta noticia y alza la voz contra el maltrato.