Fuentes cercanas a la corona han revelado un regalo muy especial que la Reina decidió dar a su nieto Harry y su esposa, los duques de Sussex.

Se trata de una cabaña muy pintoresca que ha pertenecido a importantes figuras de la corona en el pasado, y por su ubicación parece el lugar perfecto para los recién casados que el pasado 19 de mayo consolidaron su unión en la boda real más vista del mundo.

Hasta ahora la pareja ha vivido en la cabaña de Nottingham.

Se trata nada menos que de la Cabaña Adelaida, la cual está localizada en Home Park, Windsor. La cabaña ha atestiguado la vida de importantes figuras de la corona, y además tiene un cuidadoso diseño que califica su estatus como “Propiedad de segundo grado”.

Según la clasificación de Inglaterra y Gales, esto significa que es una propiedad de especial interés sobre la cual se deben tomar todas las medidas necesarias para su preservación.

 La cabaña cuenta con una valiosa chimenea construida con mármol de origen griego y egipcio.

Los duques de Sussex todavía no se encuentran viviendo allí oficialmente, pero fuentes cercanas a la corona aseguran que ya han ido a visitarla y que se encuentran impacientes por comenzar su nueva vida allí.

 El dormitorio principal es especialmente amplio y cuenta con un techo abovedado con delfines dorados y detalles ornamentales del siglo XIX.

Esta especial cabaña recibe su nombre porque fue construida en 1831 como un encargo especial para la reina Adelaida, quien fue la esposa del Rey Guillermo IV. Desde entonces ha alojado en su interior a importantes figuras de la corona y demás cortesanos.

Uno de los miembros de la realeza más recordados por vivir en la Cabaña Adelaida fue el Capitán Peter Townsend, quien desde allí debió enfrentar el escándalo social que significó su romance con la princesa Margarita en 1952.

Hace tres años la cabaña se sometió a una completa renovación y según los expertos, la propiedad ha quedado más pintoresca y hermosa que nunca antes.

Daily Mail

Además del indiscutible valor de la hermosa cabaña, su ubicación también la convierten en el lugar ideal para alojar a los duques de Sussex. Se encuentra muy cerca de Londres y también a unos pocos minutos de la vivienda privada de la Reina y el Duque de Edinburgo.

La cabaña también se encuentra cerca del Club de Polo de Windsor al que Harry asiste con frecuencia.

A Closer Look At Prince Harry and Meghan Markle's New Home

Queen Elizabeth II gifted her grandson, Prince Harry, and his wife Meghan Markle a new home named Adelaide Cottage, located in Windsor

Publicada por Micheles Event Planning and Catering Services en Viernes, 27 de julio de 2018

Lo mejor de todo es que esta hermosa propiedad podrá darle a los Duques privacidad y la comodidad. Los especialistas aseguran que la cabaña cuenta con siete entradas y salidas secretas que les permitirán entrar y salir discretamente.

Todo indica que este será el lugar donde Meghan y Harry podrán comenzar a construir su feliz matrimonio. Les deseamos mucha felicidad en su nuevo hogar.