Las estadísticas de violencia de género siguen siendo alarmantes, lamentablemente muchas mujeres con víctimas de brutales agresiones que incluso acaban con su vida. En lo que va de año, 42 mujeres han sido asesinadas en España.

Rosa María Sánchez Pagan, de 20 años, denunció el pasado lunes a las 11:30 horas a su ex pareja ante la Guardia Civil de Canteras, Cartagena, en Murcia, porque se sentía amenazada y acosada por su ex novio, asistió acompañada de su padre.

Regresó a su casa donde vivía con su madre y su hermana de 13 años, sin imaginar que le esperaba un destino fatal. Adrián Sánchez es de Málaga, tiene 22 años, era empleado de un Corte Inglés, tenía aspiraciones de ser modelo.

Conoció a Rosa a principios del año pasado, comenzaron una relación que mantuvieron durante casi un año pero ella decidió culminar. Ante la decisión, Adrián reaccionó de manera agresiva, se negaba a aceptarlo.

Desde entonces comenzó el calvario para Rosa, tenía miedo de que Adrián atentara contra ella porque constantemente la acosaba y amenazaba. No había una orden de alejamiento, pero estarían siguiendo su caso.

Cuando fue a denunciarlo a la Guardia Civil, él fue a la ferretería cercana a su barrio para comprar una escalera de cuatro metros de altura que utilizaría para ascender a la casa de Rosa.
Una hora más tarde, entró por el balcón trasero a la casa de Rosa, cuando ella llegó la abordó sorprendiéndola, mantuvieron una fuerte discusión y él la apuñaló en el pecho y en el cuello.

Los abuelos de la joven viven en la misma calle y cuando escucharon los gritos desesperados de su nieta fueron a auxiliarla pero no pudieron entrar al domicilio, así que alertaron a las autoridades policiales.

Juan Núñez es un vecino que fue testigo del hecho, trató de entrar para ayudar a Rosa mientras forcejeaba con su ex novio pero no pudo.

Después de apuñalarla, el asesino huyó saltando a través de los balcones, cayó el vacío y se fracturó una costilla que perforó uno de sus pulmones, por lo que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente de emergencia. También, presentaba varias heridas de arma blanca en su cuerpo.

Se desconoce si las lesiones fueron provocadas por él mismo o son una consecuencia del forcejeo que mantuvo con Rosa cuando la amenazaba con el cuchillo.
Actualmente, el joven permanece recluido en un centro hospitalario con pronóstico reservado y bajo la custodia de la Guardia Civil, la Benemérita tiene un plazo de 72 horas para ponerlo a la disposición del Juez.

Es muy importante denunciar cualquier acto de maltrato para prevenir que todo pase a consecuencias tan graves como las que sufrió Rosa, que partió de este mundo de una manera injusta y dejando a su familia devastada.

Mientras tanto, el único consuelo para ellos es que se haga justicia y que la trágica experiencia que están sufriendo sirva para alertar a otras mujeres a denunciar el maltrato.

La Verdad

Lamentablemente, Rosa tuvo un desenlace fatal, hizo todo lo posible para mantenerse a salvo pero no pudo lograrlo y perdió la vida a manos de un desalmado.

Condenamos rotundamente este crimen, DEP Rosa, compártelo.