Venezuela se ha convertido en un país lleno de conflictos políticos, sociales y económicos. Estas tres ramas afectan todos los escenarios del país sudamericano. Cada vez más la situación se agudiza y se evidencia en la inflación, delincuencia, escasez de comida y en otros rubros como los insumos de higiene y medicamentos que afectan a la población general.

Desafortunadamente, esta vez los afectados son los animales del Zoológico Metropolitano del Zulia, que además de sufrir la típica vida en cautiverio también padecen la terrible realidad del país.

El zoológico ha sido el lugar del robo de más de 30 animales, sobre todo las aves, que son raptadas para después venderlas en el mercado negro. También se dice que estos ejemplares son robados, asesinados y posteriormente cocinados para el consumo de los vecinos de la zona.

Además, los animales carnívoros están evidentemente desnutridos. El deterioro de su salud es constante. Tristemente no hay posibilidad de mantener a los animales porque no hay carne para consumo en el país y tampoco la posibilidad de comprar alimentos suplementarios porque el dinero destinado por el Estado al zoológico solo es para el sueldo de los empleados.

Los animales más afectados por la escasez de alimento son los grandes felinos como leones, tigres, pumas, cunaguaros y leopardos. Según uno de los trabajadores del lugar, cada uno de esos animales deberían recibir del 8% al 10% de su peso en carne diariamente, pero la realidad es que reciben alimento solo una vez por semana.

En enero la dirección del centro zoológico dio la orden de sacrificar a los animales más escuálidos para dárselos de comer a otros”, dijo el mismo trabajador, sin embargo, agregó que él y sus compañeros no estaban dispuestos a sacrificar a los animales porque “esa no es la solución”.

Ciudadanos del país han querido realizar donativos para ayudar con la severa desnutrición de los animales, pero la directiva y el estado, rechazan cualquier tipo de ayuda o donativo, porque no quieren reconocer el mal estado en el que se encuentran los animales del zoológico.

No es la primera vez que sale a la luz el caso de un animal en cautiverio que se encuentra en estado de desnutrición en Venezuela, también pudimos conocer la noticia de la elefante Ruperta.

Sumado a la problemática del alimento, también hay falta agua, tanto para el consumo de los animales, como para la higiene de ellos y de sus jaulas. Lo más angustiante, es que el agua es sumamente necesaria para los animales semiacuáticos y acuáticos que viven en el centro zoológico como el manatí.

En el parque no hay agua. La pecera del manatí necesita 15 camiones cisterna para llenarse y el agua debería cambiarse todos los meses.

Nada de esto se cumple por la falta de agua”, dice el mismo empleado que no revela su identidad para no recibir represalias del gobierno.

Lo más deprimente es que la dirección del centro zoológico fue la que causó que el recinto se convirtiera en un martirio para los animales.

Su empleado explica que desde años atrás le informaron al personal que los cuidados como el aseo o el hábitat limpio no eran prioridad, haciendo que los daños fueran creciendo progresivamente. Asimismo, debido a la inflación, el presupuesto del zoológico ya no podía costear ningún requerimiento de los animales.

Núcleo Noticias / La Vanguardia

Ni los entes gubernamentales, la directiva del Zoológico Metropolitano del Zulia ni tampoco la Fundación Nacional de Parques Zoológicos y Acuarios, se han pronunciado a la precaria situación que sufren los animales en cautiverio de ese centro.

Estas imágenes son muy fuertes, y lamentamos la situación que viven estos animales. ¡Comparte y difunde en tus redes la situación de este zoológico!