En este mundo digital se ha generado un hábito que no todos aprecian pero que ya es aceptado como “normal”: tomarse selfies.

La masificación de los medios digitales, la popularidad de las redes sociales y la accesibilidad a los teléfonos celulares con cámaras han hecho que los humanos estén pendientes de sacarse fotos y de compartir experiencias “únicas” con nuestra comunidad online.

Y este hábito ha llevado a muchas personas a la muerte. No es raro encontrar en los diarios noticias de gente que muere intentando sacarse una selfie en lugares peligrosos y en situaciones peligrosas.

Este es el caso de un guardia de seguridad de la India que, por querer sacarse una foto con un elefante, encontró la muerte.

El hombre, identificado como Sadik Rahman, de 40 años, vio a un elefante suelto en la ruta y decidió bajarse de su auto para sacarse una foto con el enorme animal.

El elefante estaba al costado del camino, sin prestar atención a los humanos y sus autos.

Camino a su trabajo en la ciudad de Jalpaiguri, en Bengala Occidental, se cruzó con un gigante elefante caminando por el medio de la ruta y decidió bajarse, considerando que el tráfico estaba detenido en la zona.

Sadik bajó del vehículo y caminó decidido hacia el elefante, que estaba al costado del camino, a metros del auto del guardia.

El hombre se acercó demasiado al animal, que al verlo, se dirigió sin vacilar a su encuentro.

Sadik mueve sus manos para atraer al elefante.

Pero Sadik no tuvo tiempo de reaccionar cuando el elefante lo atacó. El animal lo tomó con su trompa y lo golpeó contra el piso, lo pateó y pisó. Una y otra vez, hasta matarlo.

El animal lo aplastó, tras golpearlo con su trompa.

Toda la escena fue filmada por otra persona que estaba a varios metros del elefante, tomando el recaudo necesario para no acercarse al animal.

Las imágenes son impactantes. El elefante reacciona con extrema violencia y nada puede hacerse para salvar la vida de Sadik. Incluso, el animal siguió golpeando el cuerpo sin vida del hombre por varios minutos.

Mira las impresionantes imágenes

India: Un elefante mata a un hombre que intentó tomarle una foto

India: Un elefante mata a un hombre que intentó tomarle una foto Un elefante aplastó hasta matarlo a un hombre que salió de su vehículo en una carretera, al norte de la localidad de Bengala (India), para fotografiar de cerca sus colmillos.La tragedia ocurrió el pasado 23 de noviembre en la zona forestal de Lataguri, en el distrito de Jalpaiguri. El elefante había detenido el tráfico al atravesarse en la carretera. El occiso fue identificado como Sadik Rahman, de 40 años, quien se desempeñaba como guardia de seguridad de un banco, informó la cadena NDTV.El hombre iba camino al trabajo cuando se topó con el elefante, y cometió el desafortunado error de bajarse del coche para tomar fotografías del animal.Testigos observaron cómo el elefante atacó a Rahman. Unos 15 minutos después, el paquidermo desapareció en el bosque.

Publicado por Periódico La Última en Martes, 28 de noviembre de 2017

 

Quienes filman el ataque, escapan horrorizados del lugar. Después, el elefante se internó en la selva y las personas que presenciaron el terrible ataque pudieron acercarse a ver el estado del Sadik, que ya estaba muerto a causa de las terribles heridas que tenía su cuerpo.

“Es normal que haya elefantes en esta zona; cruzan la carretera casi todos los días y es sabido que no hay que abandonar los vehículos. Sadik se atrevió a confrontar al elefante y fue asesinado” contó un guardaparques.

El guardia de 40 años no pudo escapar de la muerte.

Cerca del lugar donde murió Sadik está el Gorumara National Park, que tiene además de elefantes, una de las mayores reservas de rinocerontes del país.

Los elefantes no son pacíficos como suele creerse, su increíble fuerza y tamaño los convierte en animales peligrosos y, según los datos oficiales del Departamento de Parques de la India, 84 personas fueron asesinadas por los elefantes en el 2016 y la cifra es similar este año.

¿Qué piensas de todo lo sucedido? Comparte la nota y déjanos tu opinión.