El estremecedor asesinato de Andrea Carballo que hace unos días abatió a la comunidad de Vila-real, sigue con interrogantes y sus familiares se cuestionan por qué no se tomaron todas las medidas precautelares suficientes para salvaguardar la vida de su hija fallecida. Puedes recordar el detalle del incidente aquí

Las últimas palabras de Andrea a su madre, así como nuevos datos que han salido a la luz, revelarían los crasos errores cometidos por las autoridades, que pondrían en bandeja a Andrea frente a su asesino.

La tarde anterior a que Víctor Llorens Jordá matase a Andrea Carballo, la joven tenía el resguardo policial que le habían ofrecido, tras haberlo denunciado. Debido a que era su cumpleaños aquel día, tuvo que volver a casa de una amiga para recoger algo que se olvidó. Y ya que se demoraba más de lo habitual, su madre perdió la paz.

Después se enteró que su amiga le había advertido de que “El Peonza”, como apodaban al asesino, permanecía por los alrededores, por lo que decidió no salir. Pero acudió a la oficial que la protegía para contarle sobre tal incidente, a lo que respondieron que esa misma noche el individuo iba a ser detenido.

“tranquila, mamá, que esta noche lo van a coger”, fueron las últimas palabras de andrea a su madre.

Pero tan solo al día siguiente, no hubo tal detención, y Víctor introducía a la joven en su vehículo a la fuerza, para después estamparse contra la gasolinera y matarla.

Las tres denuncias contra Víctor Llorens Jordà que había impuesto la familia no fueron suficientes. Y el calvario que empezó a vivir la familia de la joven, tras las denuncias, fue insostenible.

La madre de Andrea denunció que durante semanas Víctor Llorens había estado increpando a la familia por todos los medios. Les había pinchado las ruedas del vehículo familiar, y les hacía la vida imposible. Todo porque Andrea se atrevió a dar el valiente paso de terminar la relación quien la oprimía constantemente.

“Estaba calificado de riesgo mEdIo cuando ese personaje fue un día corriendo con un cuchillo detrás de mí, pero no lo vieron peligroso”, declaró la madre.

Con todos los antecedentes, su familia todavía se pregunta por qué su hija no recibió la protección policial ofrecida esa mañana.

“Se podía haber evitado mucho antes, no se cumplió la orden de alejamiento, nos dijeron que íbamos a tener policía y no la tuvimos, nos dijeron la noche de anterior que iban a ir a por él y no lo hicieron… ¿Por qué no tenía la patrulla persiguiéndole a él en lugar de estar vigilando a mi hija?”, relató Inmaculada, la madre.

LOS CINCO ERRORES QUE PONDRÍAN EN BANDEJA A ANDREA FRENTE A SU ASESINO

1. El mensaje que dejó en sus redes sociales antes de matarla:

“Rompiste los esquemas y siempre marcaste la diferencia, no mentías, solo disfrutábamos y seguimos haciéndolo como el primer día cuando dos se entienden, no hace falta jurar, simplemente te dije que jamás tendrías algo malo de mí y a día de hoy más de 2 años y no te has quejado, simplemente ver tu día a día limpia por fuera y limpia por dentro, que pocas quedan decirte que esta semana tenemos un baile pendiente mi corazón”.

Solo sus familiares entendieron que el “baile pendiente” de que hablaba era un baile a la eternidad, ese deseo de tenerla solo para él y para nadie más. Ante este irónico mensaje, Andrea no pudo más y decidió terminar con los más de 2 años de maltratos.

2. Orden de alejamiento de apenas 200 metros, que nunca se cumplió:

A pesar de la orden de alejamiento impuesta, nada evitó que Víctor tratase de atropellar a Andrea antes de asesinarla. La familia había denunciado el intento de atropello con su auto, ese que finalmente resultó ser su principal arma en la escena del crimen.

3. Quien la seguía era el propio asesino, y no la fuerza policial:

A pesar de que le ofrecieron protección policial, el único que realmente estuvo atenta de Andrea era Víctor, sabía sus rutinas, sus horarios, con quién iba y venía, todo sobre ella, y con quién estaría la mañana del crimen.

La tarde anterior al crimen, Andrea salió a tomar un café con la policía que la protegía. Le dijo que iba a estar patrullando la zona la mañana siguiente. Cuando se levantó con la intención de ir a trabajar, siguió la misma rutina de cada día, que Víctor sabía de memoria.

Y sabía que estaría sola en ese momento. Y ocurrió lo que todos temían. El joven tuvo total libertad para seguir los pasos a su ex pareja, para saber dónde estaba en todo momento, cómo y cuándo abordarla y provocar la tragedia.

4. Andrea ya lo había denunciado:

Tras las denuncias anteriores, y ya que se sabía de todas las amenazas que había recibido de su expareja, nunca se lo consideró como un tipo totalmente peligroso.

5. Maltrato a anteriores parejas:

Víctor ya había maltratado a una de sus anteriores parejas. Es otro elemento más de un individuo al que tristemente nadie pudo frenar en sus macabros planes.

Son los errores que cuestionan la familia y que lamentan porque nadie les devolverá a Andrea.

“Nos ha matado a toda la familia… Como cobarde que era, estampó el auto contra la gasolinera, sin frenazo, sin nada. Un asesino de mierda,cobarde y despreciable”, relató un tío de Andrea.

E.E.

Esperamos que las investigaciones sigan su curso, y que las autoridades asuman su error y contesten a los interrogantes de la dolorida familia de Andrea.

¿Qué piensas de los abrumadores hechos que revelan los errores en el crimen de Andrea Carballo? Déjanos tu opinión y compártela con tus amigos.