Jessica Gabriela Hernández García de 20 años estaba embarazada de ocho meses cuando desapareció el pasado 27 de marzo en Tampico, Tamaulipas, México.

Ella se dirigió a la casa de una familia que la había contactado porque presuntamente le regalarían cosas para su bebé, los investigadores creen que habrían hecho la misma operación con otras mujeres embarazadas.

El 31 de marzo hallaron su cadáver, los asesinos extrajeron a su bebé y se lo llevaron, se desconoce si logró sobrevivir.

Recientemente salieron a la luz los aterradores detalles del crimen, a Jessica le extrajeron al bebé con un cuchillo de cocina, le hicieron una “cesárea” mientras todavía tenía consciencia sin ningún tipo de sedación.

Es indescriptible el sufrimiento que debió sentir cuando desgarraban a su pequeña de su útero de una manera tan cruel y macabra. El asesinato de Jessica ha causado conmoción en México y otros países del mundo, el crimen fue atroz y el objetivo de los agresores era robarse a la niña que estaba esperando.

De acuerdo con la información de los informes forenses, ella falleció por shock hipovolémico por herida punzocortante en cavidad abdominal.

Esto pudo comprobar que la asesina Cynthia Fátima N, sacó a la bebé cuando Jessica todavía permanecía con vida.

Después de practicar la “cesárea” trasladaría el cuerpo de la niña al hospital y lo reclamaría como propio, incluso pretendía convencer a su propio esposo de que no había abortado el bebé que esperaba meses atrás.

La asesina mantuvo en secreto la pérdida de su hijo y planeó robar un bebé para asumir su rol de madre engañando a todos mientras les hacía creer que había dado a luz de forma repentina y en solitario.

Los fiscales de la Procuraduría General abrieron una investigación sobre el caso, pero no han emitido declaraciones al respecto.

Daily Mail / El Debate

Cynthia vivía junto a sus tres hijos, su esposo generalmente trabajaba lejos de la vivienda familiar.

Omar Enrique, esposo de la asesina, también fue arrestado después de que se hallara en su casa el cuerpo de Jessica en estado de descomposición.

No hay justificación alguna para tanta violencia, lo que hizo esta mujer no tiene perdón. Esperamos que se haga justicia, comparte esta noticia.