La noticia de la muerte de la joven Bethany Lynn Stephens, de 22 años, causó conmoción en las redes. El pasado 14 de diciembre hallaron su cuerpo sin vida en un bosque en el estado de Virginia, Estados Unidos junto a sus dos perros pitbull que custodiaban su cadáver.

Ella salió a pasear a sus mascotas, a quienes había criado desde cachorros, pero jamás regresó a casa. Puedes recordar la noticia aquí. 

Los agentes de la policía acudieron al lugar y comprobaron que la causa del fallecimiento de la joven fue un ataque brutal propinado por sus mascotas.

Jum Agnew, uno de los agentes, comentó que los animales habían sido entrenados para pelear, mientras que el testimonio de Barbara Norris, amiga de la víctima, asegura que ellos serían incapaces de atacarla porque incluso dormían junto a ella en la misma cama.

Después de conocer la noticia se generó una gran polémica en la opinión pública, planteando varias hipótesis sobre la causa de la muerte de la joven.

Algunos plantearon que fue violada o estrangulada, por un tercero mientras los perros intentaron defenderla.

Ante la controversia, los oficiales se vieron obligados a publicar detalles escalofriantes sobre la muerte de la joven, no lo habían hecho por respeto a la familia de la víctima.

“Los perros devoraban las costillas de la víctima”

El agente Agney reveló que poco después del hallazgo del cadáver notaron que los perros devoraban las costillas de la joven.

“Todo el cadáver estaba cubierto de mordiscos y presentaba heridas muy graves en las manos y en el brazo”.

Los médicos forenses comprobaron que las marcas de las lesiones de la víctima correspondían a las de la mordida de un perro.

Shawn Whiltlock, alegó que no hay ningún indicio de que Bethany haya sido asesinada por una persona.

Mientras que el sargento Blackwood, se pronunció sobre el caso explicando por qué los perros atacarían a su dueña, destacó que alguna vez ella cambió de domicilio y los animales tuvieron poco contacto con seres humanos porque vivían en una perrera en la casa del padre de la joven.

Él alegó que esto pudo volver agresivos a los perros. Los perros fueron sacrificados el pasado sábado con autorización de la familia.

TN

Hasta el momento, las autoridades mantienen el cuerpo de Bethany preservado para someterlo a una necropsia, esperan los resultados toxicológicos que estarían listos en un período de tres meses.

Es un accidente desgarrador, esperamos que los familiares encuentren el consuelo necesario en un momento tan difícil. Compartamos un mensaje de solidaridad.