La ciudad perdida de Petra, ubicada en Jordania es una ciudad cuyas construcciones se encuentran esculpidas en las piedras. Es una joya turística para el país y está reconocido como Patrimonio Mundial de la Unesco.

Sin embargo, People for the Ethical Treatment of Animals (PETA), ha tenido la difícil tarea de hacer denuncias desgarradoras sobre el tratamiento que les dan a los animales.

En Petra, usan a los animales para hacerles recorridos a los turistas, esto significa que conocen la ciudad sobre, burros, mulas, caballos y camellos.

Pero esta significa mucho sufrimiento para los animales, ellos son obligados a trabajar hasta el cansancio. Llevan a personas sobre su espalda durante todo el día mientras son golpeados y azotados constantemente.

Son obligados a continuar con tubos, cuerdas, cadenas y látigos.

No conforme con eso los hacen pasar hambre y sed durante toda la jornada ya que el único lugar donde tienen alimento y agua es en los establos a donde son llevados en la noche. Ellos no tienen tiempo para descansar y permanecen la mayoría del tiempo parados en medio del sol.

Así pasan los días y mientras los clientes siguen pagando sus condiciones son deplorables.

No conforme con eso ellos son atados con cuerdas y cadenas tan fuerte que les ocasionan heridas en la piel. Ellos siguen obligándolos a trabajar a pesar de estar heridos, hay evidencia de camellos que tienen heridas infectadas con moscas y aun así deben seguir cargado a los turistas.

No les importa tampoco su salud, a pesar de eso los siguen maltratando y golpeando.

PETA Asia hizo la denuncia para pedir que los animales sean respetados y tratados como se lo merecen, ellos piden que los animales sean sustituidos por vehículos más modernos. Pero la misma UNESCO advirtió que los vehículos automotores no serían bien vistos en el lugar.

PETA también ha instado a los hoteles y turistas a evitar el patrimonio mientras los animales sigan siendo maltratados.

La comunidad sintió preocupación por las denuncias, ya que la principal fuente de ingresos viene del turismo y dijo que se comprometería a mejorar las condiciones de los animales, pero después de un tiempo alegaron que nuevos establos y más alimento había sido una inversión suficiente.

En Petra, hay un cartel donde piden denunciar los maltratos a los animales pero al enviar correos electrónicos, la dirección indicada aparece como inexistente.

PETAAsia / BBC

Esperamos que la manera de pensar de los habitantes de Petra cambie pronto para que los animales comiencen a tener una mejor vida. Los turistas también pueden ayudar a frenar esta situación negándose a usar los animales como medio de transporte, los pobladores pueden ofrecer visitas guiadas a pie y quienes visiten el lugar deben estar dispuestos a realizar las caminatas. Si vemos que un animales está siendo maltratado no podemos ignorar la situación y colaborar con la injusticia.

Comparte esta historia y que el respeto hacia los animales sea una prioridad.