El presidente Donald Trump vuelve a estar involucrado en un escándalo que ha salido a la luz y causó furor en las redes. Se pudo conocer que tuvo una relación con la actriz porno Stormy Daniels, y los medios de Estados Unidos han publicado detalles del encuentro entre Trump y la actriz.

En julio de 2006, Melania Trump se estaba recuperando del parto de su hijo Barron, su esposo asistió a un torneo de golf para celebridades que se realizó en Nevada.

Allí conoció a la actriz porno y tras intercambiar palabras, el empresario le pidió el número de teléfono y la invitó a cenar esa noche. Así comenzó la infidelidad del empresario, sus abogados le pagaron 130.000 dólares a la actriz para que lo mantuviera en secreto.

Pero recientemente, salió a la luz el acuerdo que hubo entre los involucrados, aunque la actriz se mantuvo fiel a la promesa que hizo y negó haber tenido una relación con Donald Trump, igual que los abogados, era demasiado tarde.

Años atrás ella había confesado en una entrevista que había tenido encuentros sexuales con Donald Trump, el testimonio salió publicado en la revista InTouch en 2011.

“Acabamos cenando en su habitación de hotel. Él estaba acostado en el sofá con los pantalones del pijama puestos, me fui al baño y cuando regresé estaba sentado en la cama y me dijo: ‘Ven aquí. Después nos empezamos a besar’”, tuvieron relaciones sexuales.

Después, él le dijo: “Tengo que verte de nuevo. Eres impresionante. Tenemos que llevarte a El Aprendiz”.

No perdieron el contacto y tuvieron muchos encuentros sexuales más. Según el relato de la actriz, el empresario y actual presidente de Estados Unidos no utilizó preservativos y le pidió a la estrella porno que le firmara una copia de sus películas.

“Me dijo una vez que era alguien fuerte, preciosa y lista, y tal como su hija”, dijo la actriz porno. Trump se refería a su hija Ivanka Trump, quien trabaja en conjunto con su marido Jared Kushner como asesora del presidente.

Sus declaraciones fueron comprobadas a través de una prueba poligráfica, así como con las versiones de su ex marido y de una amiga.

Para la población de Estados Unidos, la vida personal y el ámbito familiar del presidente es muy importante, porque revela aspectos clave de su personalidad, de sus principios y de cómo gestionaría el cargo público que ocupa.

El ex presidente Bill Clinton fue protagonista de un escándalo donde se reveló una infidelidad con una asistente de la Casa Blanca, la sociedad lo convirtió en blanco de críticas que lo obligaron a confesar que había tenido un encuentro sexual con Mónica Lewinsky.

El caso de Trump, no ha generado tanta polémica, el impacto ha sido menor quizás porque no era Presidente de Estados Unidos para el momento de la infidelidad, y por la marcada división que existe en el país en el contexto político.

Según el periodista Jacob Weisberg, el hecho de que haya tenido una relación extra marital con una actriz porno habría influenciado sobre los resultados electorales, pero muchos aseguran que a pesar de que los medios de comunicación lo sacaran a la luz durante la campaña el pacto de confidencialidad que habían establecido les quitaría credibilidad ya que la actriz no confirmaría la veracidad de la información.

TM

Durante las últimas semanas de la campaña electoral de Donald Trump, recibió acusaciones de mujeres por agresiones sexuales, pero no trascendió.

El primer mandatario de Estados Unidos también generó polémica por las ofensas de sus discursos contra los mexicanos, por un audio donde promovía una agresión contra las mujeres, en líneas generales la controversia ha estado siempre a la orden del día desde su campaña electoral.

¿Qué te parece? Comparte esta noticia en tus redes.