Hay noticias que son impactantes por tratarse de sucesos sin antecedentes. Es el caso de Daniel Escalante, un hombre de 26 años trabajador de una finca donde se desempeñaba como cortador de café, que se mutiló los genitales con un cuchillo e intentó comérselos.

Tras recibir los primeros auxilios en la casa de su jefe, Daniel fue trasladado al hospital de la ciudad de Santa Rosa de Copán.

Daniel comentó que se cortó los genitales siguiendo las instrucciones de las voces que escuchaba. Estas supuestas voces también le dijeron que debía asesinar a su madre.

Los familiares de este hombre informaron que tenía problemas de alcoholismo y padecía algún tipo de trastorno mental.

La vida de este hombre ha estado llena de tormentos que se han repetido día tras día. Vive aterrado cuando escucha cierta música, tiene constantes alucinaciones de seres desconocidos y escucha voces que lo incitan a realizar actos que atentan contra su vida y la de otros.

Estas voces lo acompañan desde hace casi 5 años, son amenazantes e impositivas. Nunca lo dejan tranquilo.

En su proceso de recuperación en el hospital Daniel narró lo que sintió momentos antes de cometer esa aberrante auto-mutilación.

Las voces eran cada vez más insistentes, tenía que hacerlo. Debía cortar mi pene y mis testículos paRa entregárselos a mi madre y a mi padrastro. Si no lo hacía matarían a toda mi familia”.

Sin embargo, tras mutilarse los genitales no los guardó para entregárselos a sus padres, sino que procedió a comérselos.

Daniel fue trasladado al centro médico donde fue atendido de emergencia y fue sometido a una cirugía reconstructiva. Para poder extraer la orina le fue colocada una sonda en la vejiga.

Añadió que en el hospital las voces lo estaban atormentando para que se hiciera daño.

Los médicos no pudieron asegurar la recuperación total de Daniel, así como tampoco pudieron notificar cuales serían las consecuencias resultantes de esta auto-mutilación. La información por parte del equipo médico que lo atendió fue muy reservada.

Facebook

Sin embargo, confirmaron que Daniel será atendido por un médico psiquiatra para evaluar su estado mental.

Todos coincidieron en lo apremiante de que un especialista en trastornos mentales analizara su caso para establecer un diagnóstico urgente con el adecuado tratamiento para su inserción en la sociedad sin que represente un riesgo.

Es muy lamentable que estos hechos ocurran. Comparte la historia de este joven que se espera tenga una recuperación total y pueda vivir tranquilo sin agredirse a sí mismo ni a los demás.