A veces hay crímenes que nos desconciertan, una madre de familia asesinó brutalmente a su esposo y a sus hijos en la habitación de un hotel de lujo en Galveston, al sur de Houston y después acabó con su vida utilizando una pistola.

El departamento de la policía de Galveston recibió una llamada el pasado 08 de enero a las 4:30 de la madrugada para que fueran a la habitación del hotel donde se alojaba la familia en el octavo piso del San Luis Resort.

Uno de los huéspedes alertó a las autoridades después de escuchar los disparos, Joshua Schirad,, representante de la policía local informó a los medios de comunicación que cuando los agentes llegaron tuvieron que derribar la puerta de la habitación porque nadie atendía al llamado.

En el interior de la habitación hallaron a dos niños de 5 y 10 años de edad heridos por arma de fuego, a un hombre de 39 años que también presentaba impactos de bala y a una mujer de 27 años que sostenía en una de sus manos la pistola de 9 milímetros con la que se perpetró el ataque.

El menor de 5 años y la mujer tenían heridas graves, pero todavía presentaban signos vitales cuando llegaron los agentes, ambos fueron trasladados de emergencia a un Hospital Universitario de Texas donde fallecieron horas más tarde.

“Hasta el momento desconocemos el móvil del crimen”, aseguró el agente policial, pero presumen que según la inspección ocular que realizaron en la escena del crimen la mujer atentó contra la vida de su esposo y de sus hijos para después dispararse.

Un equipo de investigadores de la División de Homicidios está investigando el historial de la pareja para comprobar las causas que motivaron a la mujer a cometer el delito. Inicialmente, el personal de la Oficina de Médicos Forenses del Condado de Galveston se negó a revelar la identidad de las víctimas, solo declararon que los cuatro eran de origen hispano.

Aunque se pudo conocer que la mujer fue identificada como Flor de María Pineda de Cañas, quien residía en Baytown, al este del área metropolitana de Houston.

Su esposo fue identificado como Mauricio Cañas, aparece junto a su esposa y sus dos hijos en varias fotos publicadas en sus redes sociales.

Los menores eran estudiantes del distrito escolar Goose Creek Consolitated Independent, quien informó a través de un comunicado que los niños cursaban en la escuela de preescolar y en quinto grado respectivamente. La escuela brindará atención psicológica a los compañeros de los fallecidos.

La Prensa / El Salvador Times

Es una lamentable tragedia, es importante permanecer alertas para denunciar cualquier signo de violencia antes de que sea demasiado tarde. Comparte esta devastadora noticia.