Lamentablemente las estadísticas de crímenes de violencia no dejan de ser alarmantes, en esta oportunidad un atroz crimen ha estremecido a las redes.

En Conventry, en el Reino Unido, una joven de 14 años fue secuestrada, drogada y obligada a prostituirse con 20 hombres.

El hecho ocurrió el 8 de junio de 2015 cuando la secuestraron de la casa de un familiar. Los tres hombres que la raptaron, con edades comprendidas entre 18 y 21 años, publicaron fotos de la joven en Internet como si fuera mayor de edad, fueron declarados culpables después de dos años de haber cometido el crimen.

La víctima logró escaparse por una ventana del lugar donde permaneció secuestrada durante cinco días.

Salió en ropa interior y pudo pedir ayuda en medio de la desesperación, sus fotos sexualmente explícitas, estaban publicadas en una página web donde era comercializada como prostituta y alegaban que tenía 18 años.

Durante el cautiverio fue obligada a mantener relaciones sexuales con 20 clientes que contrataron los servicios que ofrecía esta banda delictiva.

Las autoridades policiales encontraron restos de ADN de cinco personas diferentes en la sábana de la habitación en la que estuvo secuestrada la menor de 14 años.

Pudieron comprobar que uno de ellos pertenecía a uno de los captores, la menor fue obligada a ejercer la prostitución mientras la sometían a consumir drogas.

El próximo mes de enero se podrá conocer la sentencia de este caso, los secuestradores fueron declarados culpables de explotación sexual infantil. Fueron identificados como Jake Carins, Brandon Sharples y Jack McInally.

Las autoridades policiales declararon que cuando encontraron a la menor estaba vestida solamente con ropa interior y trataba de trepar a través de la ventana de un primer piso.

Jon Barker, un agente de la policía, declaró a los medios de comunicación que “Estos tres hombres estuvieron involucrados en la atroz explotación de una niña, ellos ganaron dinero mientras la obligaban a tener relaciones sexuales con extraños.

Jake Carins, al principio negó conocer a la niña, pero después, cambió su historia tras ser reconocido en el proceso de identificación”.

BBC / Independient

Es repudiable lo que hicieron, finalmente se hizo justicia, y estos peligrosos individuos no podrán hacerle daño a más nadie mientras estén tras las rejas pagando por sus repudiables delitos.

¡Comparte esta noticia y alcemos la voz contra la violencia y el abuso infantil!