La insuficiencia renal, es una patología que además de afectar la salud de la persona, afecta su calidad de vida limitando su capacidad de desenvolverse en las actividades diarias.

El mejor tratamiento para esta enfermedad es el trasplante de riñón, opción que para ser considerada se debe pasar por ciertos requisitos, y puede llegar a tomar años conseguir el donante adecuado.

Afortunadamente, el protagonista de esta historia pudo salvarse de esa enfermedad gracias a un ser querido.

Steven Winfree, es un hombre de 32 años, oriundo de una pequeña ciudad de Tennessee, Estados Unidos, quien desde una temprana edad fue diagnosticado con una enfermedad renal crónica. En la lucha por sobrevivir a pesar de su condición, nunca ha estado solo, ya que ha contado con el apoyo de su esposa Heather Winfree, quien a sido fundamental en su tratamiento.

El mayor sueño de Steven siempre había sido ser un jugador profesional de baloncesto, pero debido a su estado de salud, lamentablemente no pudo lograrlo. De joven pasaba infinidades de horas metido en una cancha practicando tiros en suspensión.

Llegado la pretemporada de selección para jugar baloncesto universitario, asistió sin miedo alguno a los exámenes físicos de rutina que debían realizarse para pertenecer al equipo y fue en ese momento que su vida cambio por completo.

La lectura de su presión arterial reveló que padecía hipertensión, algo que de inmediato asustó a su entrenador. Después de realizarle varios exámenes más exhaustivos, dieron con su diagnóstico, tenía una enfermedad renal.

“Recuerdo que lo primero que pregunte fue: ¿Qué significa renal? Y, ¿podré seguir jugando baloncesto? Realmente, era ignorante del cambio que ocurriría en mi vida”, expresó Steven.

Desde ese momento, sus días pasaron de movimientos agitados en una cancha a estar sentado en una clínica. Con el 50% del funcionamiento de sus riñones y su enfermedad avanzando cada día, pasó por una amputación, artritis y varias cirugías. Pero a pesar de las adversidades, no estaba dispuesto a rendirse.

Se mudó a Florida para estudiar Marketing, pero al decaer su estado de salud de un momento a otro, tuvo que regresar a Tennessee. Estando en su ciudad natal, obtuvo una maestría en Marketing Deportivo en la Universidad del Estado de Tennessee el mismo año en el que conoció a su esposa.

Heather, desde el primer momento que se enteró de la enfermedad de Steven, nunca lo abandonó, día a día estuvo con él mostrándole su apoyo incondicional. Con un 20% del funcionamiento de sus riñones, se encontraba sometido a diálisis, pero la mejor alternativa para salvar su vida era un trasplante.

Debido a la gravedad de la enfermedad, su esposa tomó la decisión de permanecer a su lado y hacer lo imposible para salvarlo.

Heather, a escondidas de Steven, se sometió a pruebas para ver si podía ser compatible con él y así donarle un riñón. Y por suerte, todos los resultados de las pruebas fueron alentadores, convirtiendo a la esposa de Steven en una gran candidata para ser su donante.

Al enterarse de la gran noticia, Heather hizo una tarjeta de béisbol especial, ya que él era un gran coleccionista de ellas. Al salir de su trabajo, se reunió con él, y estando los dos juntos sentados en un columpio, Steven desenvolvió lo que en un principio él creyó que era un nuevo paquete de tarjetas de béisbol.

Entre varias tarjetas de jugadores profesionales se encontraba una especial dedicada solo para él.

En el momento que Steven se da cuenta que hay una tarjeta con su foto, su emoción era algo muy evidente, pero cuando leyó el mensaje que había al reverso de ella, su alegría pasó a otro nivel. Su esposa era la elegida para ser su donante, era la candidata perfecta, noticia que provocaron lágrimas de alegría en Steven.

La tarjeta relataba lo siguiente: “Steven ha tenido mucho en su plato. Con sus problemas de salud, ha estado luchando mucho. Él no está seguro de cómo va a terminar. Su esposa, Heather, piensa que él es un gran jugador, así que decidió ir a batear por él. Ahora Steven será un receptor novato en el Centro de Trasplantes Vanderbilt, donde su esposa, Heather, le lanzará un nuevo riñón. ¡Ellos seguramente saldrán juntos del parque de béisbol!”

El momento tan conmovedor fue grabado por Heather y publicado en su cuenta de YouTube, llegando a convertirse en un vídeo viral, el cual hasta el momento cuenta con más de 250 mil reproducciones.

¿Quieres ver este grandioso y conmovedor momento? Puedes disfrutarlo a continuación:

Este marido llora al descubrir que su esposa le salvará la vida

Esta mujer sorprendió a su esposo revelando que le donaría su riñón

Publicada por NowThis Español en Sábado, 28 de julio de 2018

“Me siento muy bendecido por tener una segunda oportunidad de tener una vida normal. Pero el hecho de que esta oportunidad venga de mi esposa es absolutamente increíble”, comentó Steven.

Actualmente, Steven se encuentra en perfecto estado de salud, recuperándose de su trasplante y agradeciendo cada día que la vida le ofrece.

Este hombre es muestra de perseverancia y fuerza, y su esposa es un gran ejemplo del amor infinito. Esta pareja estuvo luchando durante un tiempo por una segunda oportunidad y hoy en día la tienen.

Heather Winfree

¡Comparte esta hermosa historia de amor en tus redes sociales!