Una madre de Pensilvania, Alexis Fretz de 30 años, tenía apenas 19 semanas de embarazo cuando entró en trabajo de parto; Walter Joshua Fretz, su hijo, nació, pero inmediatamente murió en los brazos de su madre.

Con el corazón destrozado, Alexis compartió su triste experiencia junto con las fotos que su esposo había tomado de ella y su pequeño bebé en su blog, esto para no tener que repetir constantemente la historia de lo que le había ocurrido a su hijo ya que era demasiado doloroso tan solo pensar en ello.

Sin embargo, su historia llegó mucho más lejos que solamente a sus familiares y los residentes de su comunidad, y ahora Alexis espera que esto pueda ayudar a abrir el dialogo sobre partos antes de tiempo y abortos espontáneos, situaciones que afectan a más de un millón de mujeres en América cada año.

El día había comenzado bastante normal para Alexis, había comenzado con una pedicura y una cita para almorzar con una amiga que estaba pronta a casarse, boda en la cual Alexis haría las de fotógrafa al día siguiente; sin embargo, los planes de la mujer cambiaron drásticamente.

Walter Joshua iba a ser el tercer hijo de Alexis y su esposo, pero algunas horas antes del parto Alexis comenzó a sangrar levemente, lo que obviamente preocupó a la pareja, siendo esta ya su tercera experiencia de embarazo tomaron la calmada decisión de llevar a Alexis a un hospital en Kokomo para una revisión.

En la sala de espera del hospital a Alexis se le solicitó tomar tres vasos de agua para preparase para el ultrasonido, pero poco después la mujer comenzó a experimentar los primeros indicios de dolor.

Sabía que estaba en trabajo de parto, no había duda alguna”, escribió la mujer en su blog.

A pesar de las dudas de las enfermeras, Alexis fue llevada a sala la donde le realizaron un ultra sonido a las 7 de la noche, la mujer se sintió aliviada cuando el médico fue capaz de encontrar el latido del corazón de su hijo, pero poco después el sangrado y los dolores abdominales se incrementaron.

En este punto, era claro que los dolores de Alexis eran contracciones y no había duda que estaban aumentando el ritmo. Walter Joshua nació y murió ese mismo día a las 9:45 de la noche, dejando un enorme agujero en el corazón no solo de su madre, sino también de su padre y sus dos hermanas, quienes lamentan terriblemente no haber llegado a conocerlo mejor antes de su fallecimiento.

Daily Mail / Relay Hero

Es importante que durante el embarazo la mujer se cuide mucho y esté atenta a cada síntoma. Son miles las mujeres que han tenido que pasar por una experiencia similar y les enviamos toda nuestra fuerza para seguir adelante a pesar del dolor.

Comparte esta noticia con tus amigos.